Los niños expuestos a los opioides en el útero tienen más riesgo de TDAH

Un estudio mide la implicación del consumo de estos medicamentos en embarazadas

En 2014-2015, poco más de seis de cada 1.000 nacimientos fueron de mujeres que usaban opioides.
Los niños expuestos a los opioides en el útero tienen más riesgo de TDAH
lun 01 julio 2019. 10.00H
Los niños expuestos a opioides en el útero pueden tener un mayor riesgo de problemas de salud física y mental a largo plazo, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), según sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos, publicados on line el 28 de junio en 'JAMA Network Open', encajan con una 'epidemia de opioides' que ha tenido un gran número de víctimas en los Estados Unidos, incluidas las mujeres embarazadas y los recién nacidos.

El uso de opioides ha estado aumentando entre las mujeres embarazadas a nivel nacional en el país. Un estudio realizado el año pasado encontró que en 2014-2015, poco más de seis de cada 1.000 nacimientos fueron de mujeres que usaban opioides, lo que significaba un aumento de 1,5 por 1.000 con respecto a una década antes.

Se conocen los riesgos inmediatos: los bebés pueden nacer adictos a los opioides y pasar por la abstinencia, una afección conocida como síndrome de abstinencia neonatal (NAS). Causa problemas respiratorios, temblores, fiebre y otros síntomas que pueden durar hasta 6 meses, según  .


Aumento de partos prematuros 


El uso de opioides durante el embarazo también aumenta el riesgo de parto prematuro o bajo peso al nacer. Sin embargo, se ha sabido menos sobre la perspectiva a largo plazo de los niños. Ahí es donde entra el nuevo estudio, según explican los investigadores.

Los investigadores hallaron que, en promedio, los niños expuestos a opioides en el útero tenían aproximadamente el doble de riesgo de ser diagnosticados con trastorno de conducta, trastornos emocionales o TDAH.

Y como niños en edad preescolar, también tenían más probabilidades de mostrar un desarrollo físico más lento de lo normal. Sin embargo, lo que no está claro es hasta qué punto el consumo de opioides de las madres es directamente responsable de los problemas a largo plazo. Las mujeres que abusaron de las drogas durante el embarazo a menudo también usaban otras sustancias, como el alcohol, la cocaína y el tabaco.

Y luego está el ambiente del hogar donde se cría un niño. Según los expertos, podría haber una variedad de factores, desde el estrés hasta la mala nutrición.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.