Los jóvenes con TDAH tienen más riesgo de adicción a la nicotina

Resultados de un estudio enfatizan en la necesidad de que se aborden los riesgos del tabaco en niños con el trastorno

Para este trabajo reclutaron a 136 personas de entre 18 y 25 años.
Los jóvenes con TDAH tienen más riesgo de adicción a la nicotina
mar 17 diciembre 2019. 16.20H
Las personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) tienen más probabilidades de autoadministrarse nicotina e informar respuestas más placenteras que las personas sin la afección, según un estudio realizado por investigadores de Duke Health.

En un artículo publicado en la revista Neuropsychopharmacology, los investigadores de Duke probaron un aerosol nasal de nicotina para determinar los efectos de este químico adictivo en adultos jóvenes no fumadores. Reclutaron a 136 personas de entre 18 y 25 años. Alrededor de la mitad (61) de los participantes tenían un diagnóstico clínico de TDAH, y los otros (75) no padecían ningún trastorno psiquiátrico. 

Durante las primeras tres sesiones, los investigadores expusieron a los participantes a dos dosis diferentes de nicotina y a un aerosol placebo sin nicotina. En sesiones posteriores, pidieron a los participantes que eligieran nicotina o placebo, primero mientras estaban en un ambiente relajado en el laboratorio y, después, mientras tenían que resolver problemas matemáticos. Los participantes no sabían qué aerosol contenía nicotina.

Aerosol con nicotina


"Descubrimos que, independientemente de las condiciones de demanda, las personas con TDAH eligieron el aerosol con nicotina", ha explicado el autor principal Scott Kollins, profesor del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke. "Mientras tanto, las personas que no tenían TDAH eligieron la nicotina con más frecuencia cuando tuvieron que trabajar en los problemas matemáticos cognitivamente desafiantes".


"Las personas con TDAH eligieron el aerosol con nicotina independientemente de las condiciones de demanda"


Los efectos de la nicotina en el cerebro y el comportamiento se han estudiado durante décadas, y no sorprende que las personas con TDAH se sientan atraídas hacia ella, ya que la nicotina afecta la fisiología cerebral que está involucrada en la condición clínica del trastorno.

"Esto sugiere que la primera exposición a la nicotina podría ser más placentera o de refuerzo para las personas con TDAH, lo que a su vez puede conducir a mayores tasas de dependencia", ha señalado Kollins. "Esto es importante tanto a la hora de fumar cigarrillos combustibles como para la posibilidad de engancharse con los cigarrillos electrónicos".

Seguimiento de seis meses 


El equipo del estudio realizó un seguimiento con los participantes durante seis meses después del estudio para asegurarse de que ninguno de ellos había iniciado el consumo de nicotina o tabaco. Ninguno lo había hecho.

Sin embargo, los resultados del estudio enfatizan sobre la importancia de hablar con niños y adolescentes con TDAH sobre los efectos de la nicotina. También sobre la necesidad de mostrarles que tienen un riesgo potencial para volverse adictos.

"No es suficiente que esperemos que los niños y adolescentes que tienen TDAH ya hayan experimentado nicotina ", ha apuntado Kollins. "Deberíamos hablar con ellos sobre eso antes de que vapeen o prueben su primer cigarrillo".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.