Ligan la contaminación ambiental en la infancia y la esquizofrenia

El riesgo es un 60% mayor cuando la concentración de partículas contaminantes supera los 25 µg/m3

Las personas que han crecido en áreas más contaminadas tienen un mayor riesgo de desarrollar este trastorno.
Ligan la contaminación ambiental en la infancia y la esquizofrenia
mié 08 enero 2020. 14.20H
Los niños que han crecido en áreas con una alta contaminación ambiental tienen un riesgo mayor de desarrollar esquizofrenia, según un estudio realizado en Dinamarca.

El trabajo combina datos del programa danés de Psiquiatría, iPsych, con otros de polución del aire del Departamento de Ciencias Ambientales. “Cuanto mayor es el nivel de contaminación, mayor es el riesgo de esquizofrenia”, comenta Henirette Thisted Horsdal, una de las autoras.

“Por cada aumento medio diario de 10 µg/m3, el riesgo de esquizofrenia se incremente aproximadamente un 20 por ciento. Los niños que han estado expuestos por encima de una media diaria de 25 µg/m3 tienen aproximadamente un riesgo 60 por ciento mayor de desarrollar esquizofrenia comparados con aquellos por debajo de 10 µg/m3”.


Esquizofrenia y predisposición genética



La relación entre la contaminación y la esquizofrenia no puede ser explicada por la carga genética de la persona


El riesgo de desarrollar esquizofrenia a lo largo de la vida es aproximadamente del 2 por ciento. Para las personas que han tenido un nivel menor de exposición, el riesgo está por debajo de ese porcentaje, mientras que aquellas expuestas a los niveles más altos tienen un riesgo, aproximadamente, del 3 por ciento.

Los resultados del estudio, financiado por The Lundbeck Foundation, han sido publicados en JAMA Network Open. Según Thisted Horsdal, “El riesgo de desarrollar esquizofrenia también es mayor si tienes una predisposición genética más alta a la enfermedad. Nuestros datos muestran que estas asociaciones son independientes las unas de las otras”.

La investigadora explica que la asociación entre contaminación del aire y esquizofrenia no puede ser explicada por la carga genética en personas que crecen en áreas con los mayores niveles de polución.

El trabajo ha incluido a 23.355 personas, de las que 3.531 desarrollaron esquizofrenia. A pesar de la conclusión, los investigadores desconocen la causa y enfatizan la necesidad de que próximos estudios se centren en ella.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.