Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50
Especialidades > Psiquiatría

Las conductas de niños con TDAH afectan de forma indirecta a sus padres

Un estudio de la Universidad de Huelva revela cómo el trastorno impacta y altera la vida de la familia

En la investigación han participado 140 familias.
Las conductas de niños con TDAH afectan de forma indirecta a sus padres
Redacción
Martes, 19 de junio de 2018, a las 17:15
Un estudio del Departamento de Psicología Clínica de la Universidad de Huelva concluye que las conductas de niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pueden tener un efecto indirecto sobre las de sus padres en la medida en que impactan y alteran la vida de la familia.

El estudio, al que ha tenido acceso Efe, profundiza en la comprensión del funcionamiento familiar y el ajuste psicológico de niños/as y adolescentes con TDAH. Su objetivo general es conocer cómo se relacionan las características y el ajuste psicológico de dichos niños y adolescentes con los aspectos del funcionamiento familiar que la literatura científica ha mostrado más relevantes: el estrés parental y el impacto del TDAH en diversas facetas de la vida familiar, los estilos educativos de los padres y el apoyo social con el que cuenta la familia.

Fuerte afectación de la vida familiar

En el estudio han participado 140 familias con hijos/as con TDAH con edades comprendidas entre los 6 y 20 años; de ellos 101 son niños y 39 niñas. Entre las principales conclusiones de la investigación destacan, en primer lugar, la fuerte afectación de la vida familiar cuando los hijos tienen TDAH.

Sin embargo, la severidad del TDAH de los niños, pese a ser una variable estrechamente relacionada con los estilos educativos o el estrés de los padres, no tiene capacidad predictiva cuando se incluyen otras variables como los problemas de conducta comórbidos.

Papel medidor

Por otra parte, las variables de impacto familiar parecen jugar un importante papel mediador entre las conductas de los niños y las de los padres. Así pues, afirman que las conductas de los niños pueden tener un efecto indirecto sobre las conductas de los padres en la medida en que impactan y alteran la vida de la familia.

Sobre la base de los resultados de esta investigación y de acuerdo con otros autores, se recomienda que la intervención en las familias de niños con TDAH debe facilitar a los padres no solo aprendizajes o técnicas para manejar el comportamiento de sus hijos e hijas, sino también otras centradas en la resolución de problemas, reestructuración cognitiva o técnicas de relajación para reducir el estrés psicológico y emocional, así como para mejorar las prácticas educativas y alcanzar una comunicación adecuada y positiva con su hijos.