Psiquiatría y Psiquiatría Infantil avalan la nueva herramienta de Sanidad que facilita el acceso a menores de 30 años

Inmediatez y formación en jóvenes, fórmula de éxito del chat antisuicidios
Víctor Pérez Sola, presidente de la Sepsm; y Azucena Díez, presidenta de la SPI-AEP.


20 sep 2022. 14.00H
SE LEE EN 5 minutos
Una de cada tres personas que han utilizado la línea telefónica 024 de prevención del sucidio tiene menos de 30 años y con el objetivo de facilitar el acceso a esta parte de la población, el Ministerio de Sanidad ha decidido implantar una nueva vía de comunicación: el chat. Una modalidad que avalan tanto desde Psiquiatría como desde Psiquiatría Infantil y a la que ponen deberes para que sea efectiva.

“Debe dar una respuesta inmediata y que sea de gente que cuente con formación en prevención del suicidio”, explica Víctor Pérez Solá, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y Salud Mental (Sepsm), quien al mismo tiempo advierte de la “complejidad” que tiene esta herramienta para que funcione correctamente. 

“Es una decisión compleja porque las personas dejan las cosas escritas y van a necesitar una contestación inmediata porque puede contactar gente de alto riesgo y no puede ser un chat que conteste a las 24 horas. Tiene que ser un chat ágil con individuos formados en prevención del suicidio en gente joven, que es algo muy específico. Los jóvenes consultan por temas diferentes y muchos se comunican en su vida de manera digital”, explica Solá.

Un chat que también respalda Azucena Díez, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría Infantil (SPI-AEP), quien asegura a Redacción Médica que "cualquier vía de acceso nueva que facilite la prevención del suicidio es positiva". Iniciativa que, según Díez, es "muy práctica, sobre todo para los adolescentes, ya que su acceso habitual de comunicación son los chats".


Víctor Pérez Solá: "El chat tiene que ser una herramienta muy sencilla, a través de ella no vas a hacer un psicoanálisis"



En este sentido, la presidenta de la SPI-AEP explica que "tras un intercambio breve por medio del chat, la persona en riesgo recibirá una llamada por parte del 024".

¿Era necesario haber implantado el chat del 024?


Según remarca Solá, quién también forma parte del consejo asesor del 024, la "obligación"de este teléfono es que sea lo más accesible posible y el chat ayuda a ello. “Esto lo están haciendo todos los teléfonos de atención del suicidio del mundo. Ponen una línea de chat porque hay personas por debajo de cierta edad que no le gusta hablar por teléfono y esta es la mejor manera de poder comunicarse con ellos”.

Por ello, desde la Sepsm califican de “fantástica” la decisión de poner un chat, ya que “es lo que se debía hacer” e incluso consideraría un error no haberlo implantado. “El teléfono no deja de ser un radar para capturar personas y ayudarlas. Si es por chat pues perfecto, incluso no descarto que algún día sea por tiktok”, augura Solá.


¿Qué tipo de profesional debe atender el chat del 024?


Para Solá no hace falta que detrás del chat se encuentre un psiquiatra o un psicólogo clínico, pero sí alguien que cuente con el conocimiento necesario para aplicar la estrategia de prevención del suicidio. “El chat tiene que ser una herramienta muy sencilla, a través de ella no vas a hacer un psicoanálisis. Lo único que hay que saber es decirle a la persona lo que necesita oír”, detalla el facultativo.


Azucena Díez: "El chat es una vía de comunicación que puede avergonzar menos a los jóvenes porque pueden chatear sin ser escuchados"



Una actuación que para el presidente de la Sespsm es “muy sencilla” y siempre sigue el mismo patrón. “En primer lugar, tienes que ganarte la confianza del paciente, que requiere su tiempo. Después hay que lograr que disminuya el riesgo llevándolo a un lugar seguro y, por último, que contacte con alguien. Puede ser un familiar o alguien de seguridad que este por donde se encuentre el paciente. En definitiva, la estrategia de prevención del suicidio no es compleja ni requiere una formación de años”, reivindica Solá.

¿Por qué es necesario entender el lenguaje de los jovenes?


Otro aspecto a tener en cuenta es que se maneje la forma de comunicación de este extracto de la población. “Para hacer este tipo de intervención del suicidio no hace falta gente joven, pero sí hace falta entender el lenguaje que utilizan los jóvenes. Es verdad que en sanidad te identificas, tengas lo que tengas, más con gente de tu sexo y de tu edad, pero lo que sí es imprescindible es la preparación, conocer los factores de riesgo y el algoritmo a seguir con estas personas. Necesitamos que sepan las estrategias en este tipo de intervenciones”, explica el presidente de la Sepsm.

Ese lenguaje debe ser, según Díez, "accesible". Aspecto necesario para la presidenta de la SPI-AEP puesto que "se debe partir de la base de que el chat es una vía de comunicación que puede avergonzar menos a los jóvenes porque pueden chatear sin ser escuchados y es un soporte más íntimo que una llamada telefónica".

Para Díez "hay cosas muy importantes a la hora de empatizar con los jóvenes y una de ellas, sin lugar a dudas, es ponerse a su altura para que se sientan comprendidos y no se sientan juzgados ni criticados", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.