Un estudio desmiente la relación entre el juego en internet y el TDAH

Hallazgos anteriores señalaban que un uso excesivo de la pantalla podía aumentar los problemas psiquiátricos

Un estudio desmiente la relación entre el juego en internet y el TDAH
lun 19 octubre 2020. 13.55H
Un grupo de investigadores de la Norwegian University of Science and Technology (NTNU) que investiga el trastorno por juego en Internet (IGD) asegura que no existe ninguna relación entre este y otros problemas psiquiátricos como la ansiedad, el TDAH o la depresión.

Este hecho cambiaría la visión actual, ya que hallazgos anteriores mostraban que un uso excesivo de la pantalla entre niños y jóvenes podía llevarlos a una reducción de la capacidad para reconocer emociones.

- Directo: toda la actualidad sobre el coronavirus -

"No hemos encontrado ninguna conexión entre el trastorno por juego en Internet y problemas psiquiátricos, más allá de que niños con 10 y 12 años que tenían más síntomas relacionados con la adicción a videojuegos desarrollaron síntomas de ansiedad más leves dos años después, cuando ya tenían 12 y 14 años", según ha expresado la autora del estudio, Beate Wold Hygen. Es decir, al contrario de lo que se creía, los niños realmente desarrollan menos síntomas de ansiedad.

Los síntomas del mencionado trastorno por juego en Internet incluyen, entre otros, un gran impacto en la escuela, el trabajo, o las relaciones de amistad; además, la persona continúa jugando incluso cuando sabe que le crea problemas y, de hecho, es incapaz de parar o reducir la actividad. De igual, forma, el sujeto pierde el interés en otras actividades y miente sobre el tiempo dedicado al juego. 


Trastornos psiquiátricos


Este hecho podría estar relacionado con los aspectos sociales del juego, o con el hecho de que el juego es una distracción que hace que los niños que dedican su tiempo a esta actividad reflexionen menos que los demás, lo que reduciría la ansiedad.

"Observamos la ansiedad, la depresión, el TDAH y el trastorno oposicional desafiante. Pero los niños que tenían más síntomas de estos trastornos no eran más susceptibles a la adicción del juego", ha explicado la autora.

En este sentido, tal y como ha explicado el coautor del informe, Lars Wichstrom, "cuando las dificultades psiquiátricas y el IGD ocurren al mismo tiempo, algo que suele ocurrir, deben ser explicadas por otros factores subyacentes compartidos".

Los investigadores no saben con certeza cuáles son esos factores que entran en juego, pero los genes que afectan tanto a la tendencia para volverse adicto, incluyendo el juego en internet, como los responsables de padecer otras enfermedades mentales, podrían estar relacionados.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.