21 abr 2019 | Actualizado: 20:00

Estimular un nervio durante el sueño mejora los síntomas del TDAH

Científicos demuestran que es un medio de tratamiento eficaz y seguro para los niños con el trastorno

Estimular un nervio durante el sueño mejora los síntomas del TDAH
mar 19 marzo 2019. 11.40H
La estimulación del nervio trigémino (TNS, por sus siglas en inglés) es un medio de tratamiento eficaz y seguro para los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), según un estudio publicado en la edición de abril de la revista 'Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry'.

Aprobado ya en Canadá y Europa para adultos con depresión y convulsiones resistentes a los medicamentos, TNS utiliza un pequeño estimulador que se coloca en la ropa del niño para emitir una corriente de bajo nivel alimentada por una batería de 9 voltios. Los pequeños cables están conectados al dispositivo con un parche de electrodo adhesivo colocado en la frente durante el sueño.

Se utiliza un pequeño estimulador en la ropa del niño que emite corriente de bajo nivel alimentada por una batería de 9 voltios



En el nuevo estudio, la estimulación leve en la piel, apenas o no perceptible para el niño, condujo a la activación de áreas cerebrales más profundas asociadas con la concentración y el control de los impulsos. Los niños usaron el parche un promedio de ocho horas cada noche y se retiraron cada mañana.

La mejora fue creciente conforme pasaban las semanas


"Nuestros tratamientos actuales dependen principalmente de medicamentos con algún papel para las terapias conductuales. Aunque existe una gran demanda de tratamientos para el TDAH sin medicamentos, las opciones más populares tienen una evidencia científica mínima, si es que alguna respalda su uso", explica uno de los autores de esta investigación, James McGough, psiquiatra infantil en el Instituto Jane & Terry Semel de Neurociencia y Conducta Humana en la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos).

Los investigadores inscribieron a 62 niños de 8 a 12 años de edad y los asignaron al azar para recibir TNS activo o simulado todas las noches durante 4 semanas. Los beneficios en el grupo activo se observaron durante la primera semana de tratamiento, con una mejora creciente en las semanas restantes.

Además de las reducciones en los síntomas de TDAH conductuales, encontraron cambios positivos en la activación cerebral con TNS activa, medidos por electroencefalografía (EEG). Este hallazgo enfatiza cambios medibles en el funcionamiento neurológico, además de la mejora del comportamiento, lo que sugiere que TNS tiene efectos beneficiosos al aumentar la actividad en los circuitos cerebrales que modulan la hiperactividad y la impulsividad. Los resultados del estudio sugieren además que la TNS podría ser eficaz para reducir los síntomas de ansiedad pediátrica, en consonancia con otros estudios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.