18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 09:00
Especialidades > Psiquiatría

El Santa Cristina y el Marañón se unen contra el trastorno alimenticio

Los dos hospitales celebran una jornada dedicada a los trastornos psiquiátricos añadidos a los de la alimentación

El jefe del servicio de Psiquiatría B del Marañón, Francisco Ferre.
El Santa Cristina y el Marañón se unen contra el trastorno alimenticio
Redacción
Viernes, 23 de junio de 2017, a las 13:00
La Unidad de Trastornos del Comportamiento Alimentario (UTCA) del Hospital Universitario Santa Cristina celebra su jornada anual, que en esta ocasión está dedica a la ‘Comorbilidad en trastornos de la conducta alimentaria como factor determinante de la cronicidad’. Este año se celebra en coordinación con el Servicio de Psiquiatría del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, que acoge en sus instalaciones los talleres que se impartirán.

Como la existencia de trastornos psiquiátricos añadidos a los de la alimentación es frecuente en estos enfermos, especialmente en aquellos que padecen bulimia o trastorno por atracón, esta edición se centrará en algunos como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno por uso de sustancias, las adicciones comportamentales el trastorno de estrés post-traumático, la depresión y los trastornos graves de la personalidad.

Según el coordinador de la jornada, Enrique Guerra, “cuando un paciente con trastorno del comportamiento alimentario (TCA) padece, además, otro trastorno psiquiátrico, hay mayor resistencia a los tratamientos por lo que suele tardar más en recuperarse. Así, por ejemplo, en la bulimia vemos problemas de abuso de sustancias, adicción al juego o a internet, compras compulsivas, trastornos graves de la personalidad… Hay pues que abordar los dos problemas para conseguir la recuperación del paciente”.

Para el jefe del servicio de Psiquiatría B del Marañón, Francisco Ferre, “la incidencia de los trastornos de la personalidad, del trastorno por déficit de atención, las adicciones, así como la cronicidad en esta patología, son elementos clave en el tipo de tratamiento que hay que ofrecer a estos pacientes. Además, se ha visto la necesidad de crear equipos integrales con médicos, psicológicos y personal de enfermería y terapia ocupacional para el abordaje de este tipo de trastornos como anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastorno por atracón, y otros trastornos no específicos como el Síndrome de ingesta nocturna, entre otros”.

Espacio de formación

Fruto de la colaboración entre los dos centros hospitalarios se ha generado un espacio de formación continuada en el campo del tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria que se refleja en esta Jornada.

Desde la apertura de la Clínica de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Gregorio Marañón en marzo de 2008, se han atendido un total de 1.058 pacientes (95,3 por ciento mujeres) mientras las UTCA ha atendido desde 2006, año de su apertura, 1.021 pacientes (un cinco por ciento de ellos hombres)