Redacción Médica
16 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 22:00
Especialidades > Psiquiatría

El mayor estudio sobre cannabis y esquizofrenia confirma su vínculo

La predisposición a su consumo y la enfermedad mental comparten un 24 por ciento de su base genética

El mayor estudio sobre cannabis y esquizofrenia confirma su vínculo
Redacción
Jueves, 06 de septiembre de 2018, a las 14:05
Un estudio internacional –en el que han participado profesionales del Vall d’Hebron– ha desvelado 16 nuevas regiones genéticas que predisponen al consumo de cannabis a lo largo de la vida.

Publicado en la revista Nature Neuroscience, también demuestra que un 24 por ciento de la base genética que predispone a consumir cannabis es compartida con la base genética de la esquizofrenia.

El potencial del trabajo viene de que quintuplica el número de personas participantes respecto al anterior estudio más grande realizado sobre esta relación: el tamaño muestral es de 184.765 pacientes.


Cannabis y patología mental


Marta Ribasés, investigadora principal del grupo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), señala que “el trabajo confirma que hay un componente genético implicado en el hecho de consumir cannabis a lo largo de la vida”. Hasta ahora solo se conocían dos regiones implicadas.


Hasta ahora solo se conocían dos regiones genéticas implicadas en el consumo de cannabis


Además, “se confirma que la relación entre el consumo de cannabis y la esquizofrenia está en parte determinada por una base genética compartida. Un 24 por ciento de la base genética que predispone a consumir cannabis es compartida con la base genética de la esquizofrenia. El estudio indica que las personas que sufren esquizofrenia presentan más riesgo de consumir cannabis”.


Cannabis, adicciones y TDAH


Por otro lado, el estudio también muestra una correlación genética entre la vulnerabilidad al consumo de cannabis a lo largo de la vida y el consumo de alcohol o tabaco y el TDAH.

Por su parte, Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe del Servicio de Psiquiatría del Vall d’Hebron e investigador principal del grupo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del VHIR, señala que el estudio “nos ayudará a conocer mejor la relación entre el consumo de cannabis y patologías mentales tan graves como la esquizofrenia y, por lo tanto, a desarrollar tratamientos individualizados”.