16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Psiquiatría

El escáner entra en escena como herramienta de diagnóstico del TDAH

La 'red de activación del cerebro' o BNA se utiliza desde 2015

Las enfermedades mentales no se detectan por medio de imágenes del cerebro hasta la fecha.
El escáner entra en escena como herramienta de diagnóstico del TDAH
Lunes, 16 de enero de 2017, a las 11:50
La ciencia médica se acerca al diagnóstico por imagen de las enfermedades mentales. Un nuevo estudio demuestra que el análisis de la función cerebral con BNA (por sus siglas en inglés) resulta fiable para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

La red de activación del cerebro –como sería su traducción literal– o BNA consiste en un software que aprovecha la señal que emana de decenas de electrodos colocados a lo largo del cuero cabelludo.

La investigación, recién publicada en Psychological Medicine, utiliza un test ‘go-no go’, prueba en la que el paciente ha de responder a una condición que solo admite una de dos posibilidades (por ejemplo, si al probar un producto percibe un sabor amargo, pulsa ‘go’; si es de otro tipo, no pulsa nada y la respuesta es ‘no-go’).

A partir de ese test de respuesta, se aplica un análisis del cerebro del sujeto con el método BNA para averiguar su grado de impulsividad y autocontrol, entre otras características que se deduce de la fisiología del cerebro observable con esta técnica.

Para ello, el trabajo ha partido de una muestra de individuos diestros que no tomaban medicación alguna en ese momento y con edades comprendidas entre los 18 y los 55 años con y sin diagnóstico de TDAH conforme a la penúltima edición del manual diagnóstico de enfermedades de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA): el DSM-IV.

El análisis BNA quedaba reflejado en un monitor capaz de medir los diferentes estados funcionales del cerebro proporcionando información del grado de conectividad entre neuronas, datos que, después, se procesaban por medio de un programa algorítmico.

Conforme concluye el estudio, el análisis con BNA, que incluye un electroencefalograma (ECG) simultáneo al test ‘go, no-go’, ha demostrado “una alta capacidad para discernir entre los pacientes que padecen TDAH y el grupo control que no lo tiene”, de modo que se revela –arguyen los investigadores– como un posible complemento, en el futuro, de la diagnosis basada en la información médica clínica.

Una empresa israelí que presentó el producto con Obama

La BNA se dio a conocer en 2015 a cargo de su fabricante, una start-up israelí llamada Elminda, en un acto al que acudió el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Por el momento se aplica para detectar con más precisión enfermedades neurológicas como el alzhéimer, pero comienzan a publicarse estudios en los que se ha aplicado al diagnóstico y evaluación de trastornos psiquiátricos.