Psiquiatría comparte la justificación de medicaciones e internamientos forzados, pero para todas las especialidades

"La Estrategia de Discapacidad estigmatiza una vez más a la Salud Mental"
Celso Arango.


17 may 2022. 17.20H
SE LEE EN 6 minutos
El nuevo modelo de vigilancia sobre la atención sanitaria que reciben los pacientes psiquiátricos ha generado ampollas entre los psiquiatras españoles. La normativa desarrollada por el Ministerio de Derechos Sociales solo alude a la medicación e internamiento forzoso en salud mental, pero no en resto de especialidades médicas. Por ello, desde la Sociedad Española de Psiquiatría y Salud Mental (Sepsm) entienden que "una vez más se estigmatiza" a esta especialidad.

“O hay un error o no se han leído el manual de lucha contra el estigma en la salud mental. Que se tenga que justificar cualquier tratamiento forzoso me parece totalmente razonable, pero que ponga que solo sea en un tratamiento forzoso psiquiátrico… Hablan del estigma y luego se ponen a redactar leyes y se les olvida”, asegura Celso Arango, presidente saliente de la Sepsm, la cual se encuentra en pleno cambio de Junta Directiva.

La Estrategia de Discapacidad 2022-2030 aprobada por el Consejo de Ministros incorpora la recomendación de documentar todos los casos de tratamiento, medicación o terapias electroconvulsivas de carácter forzado empleados en las instalaciones de salud mental. Algo que desde la Sepsm comparte, pero que no entienden que se aluda de una forma general a todo el colectivo médico.

“¿Si yo fuerzo a alguien a un tratamiento cardiológico o hipertensivo contra el colesterol, no lo tengo que justificar y si es psiquiátrico sí? Se les ve el plumero contra lo psiquiátrico a la legua. Como pueden poner el apellido de psiquiátrico, ¿los demás no hay que justificarlos?”, se pregunta Arango.

En ese sentido, el también jefe del Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente del Hospital Gregorio Marañón, recuerda que los psiquiatras hacen lo mismo que el resto de los especialistas: “Lo que hacemos no es nada distinto a lo que se podría hacer con un paciente confuso que sale de una operación quirúrgica, está en la UCI y le van a poner una ampolla de morfina para que no pase dolor y no se da cuenta de lo que le están haciendo. Por eso, cualquier tratamiento forzoso tiene que estar justificado, no solo el psiquiátrico”.

Los internamientos forzados ya se justifican


La nueva normativa también pide que se identifiquen todas las ocasiones en las que se lleven a cabo internamientos no voluntarios. Sin embargo, desde Psiquiatría resaltan que esta medida ya se está llevando a cabo e invitan a que si se conoce algún caso donde no es así, se lleve ante la Justicia.

“Siempre son con autorización judicial y según la ley de enjuiciamiento civil y sus disposiciones adicionales. Siempre se hace buscando el mayor beneficio de la persona en caso de que el paciente este en una situación grave de riesgo o psicótica”, explica Arango, quien además añade que “luego los pacientes nos agradecen que hayas usado ese tratamiento en contra de su voluntad”.


"Los internamientos siempre son con autorización judicial y según la ley de enjuiciamiento civil"



Para el especialista, estas cuestiones siempre “se hacen como se debe” y si no es así “está mal hecho”. “Tiene que haber unos protocolos establecidos y humanizados a seguir. También se tiene que dar después de haber intentado todas las medidas previas para evitar este internamiento. Llevamos años con el objetivo de reducirlos al mínimo, dejándolo solo para casos imprescindibles y cuando su uso se haga en beneficio de una persona que por su estado mental no autoriza que se haga”, detalla Arango.

En su capítulo de retos, la Estrategia también recoge el objetivo de revisar la actual normativa vigente en materia de internamientos y contenciones para actualizarla de acuerdo al “prisma de los derechos humanos”, así como asegurar la existencia de otras “medidas alternativas a estas prácticas”. Un punto que no terminan de comprender desde la Sepsm: “¿Quién va a estar en contra de los derechos humanos? Hay siempre una serie de coletillas que se ponen que están fuera del sentido común. Si alguien sospecha que en el SNS alguien se los salta que lo ponga en manos de la justicia. Sale tan barato y suena tan bonito decir esas cosas. O se puntualiza donde se está pasando o es totalmente vacuo”.

El futuro de los internamientos y la equidad entre CCAA


Como ya contamos en Redacción Médica, el futuro de la Psiquiatría pasa por un aumento de la atención sanitaria a domicilio a través de residencias o pisos hospitalizados. Algo que recuerda Arango y a lo que añade una cuestión extra: “Vamos hacia ello para lograr una humanización del tratamiento y que sea lo más ecológico posible. Pero que no se engañe nadie, que un SNS con trastornos mentales psiquiátricos crónicos hospitalizados es inviable. Una cama en el hospital cuesta mucho más que un paciente hospitalizado en el domicilio. Por lo tanto, también hay la variable de coste-eficacia”, asegura el especialista.


"Un SNS con trastornos mentales psiquiátricos crónicos hospitalizados es inviable"



Otro de los aspectos que toca la Estrategia de Discapacidad es la inequidad entre CCAA. De hecho, proponen la creación de un nuevo organismo de carácter independiente que se encargaría de supervisar estos centros en todas las comunidades autónomas. Una medida que ven bien desde la Sepsm aunque se muestran escépticos con la capacidad de llevar a cabo.

“No tiene nada que ver tener autismo en Navarra que en Extremadura. El tratamiento, la evaluación y el diagnóstico de los trastornos mental no es equitativo entre comunidades. Hay una enorme diferente entre unas y otras. Es falso que da igual donde vivas, hay una gran desproporción. Lo ideal sería una distribución equitativa de los recursos y que todas las CCAA tuvieran el mismo gasto en salud mental por habitante. Por lo tanto, es una buena medida, pero ¿van a ser capaces de hacerlo?”, resalta Arango. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.