Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40
Empresas > Privada

Torrevieja y Vinalopó forman a sus pacientes con el programa Pacient-Actiu

A través de seis talleres, enfermos crónicos enseñan técnicas de autocuidado a otros pacientes

Uno de los talleres del programa en el Hospital de Torrevieja.
Torrevieja y Vinalopó forman a sus pacientes con el programa Pacient-Actiu
Redacción
Jueves, 04 de enero de 2018, a las 13:30
Los pacientes del Departamento de Salud del Vinalopó y del Torrevieja están recibiendo formación enfocada al autocuidado dentro del programa Pacient-Actiu, en el que se aprovechan de la experiencia de otros enfermos crónicos. El objetivo de este programa es apoyar a las personas con enfermedades crónicas y ofrecerles las herramientas necesarias para conseguir una mayor implicación en el manejo del autocuidado de su salud.

Estas competencias se adquieren en cada uno de los seis  talleres que ofrece el programa donde se facilita el intercambio de conocimientos entre personas que comparten la experiencia de alguna condición crónica con la finalidad de mejorar su calidad de vida

Los Departamentos de Salud de ambos hospitales, bajo el lema  Tomando control de su salud, tratan de concienciar a los pacientes de las ventajas que representan ser conocedor de su enfermedad. 

Mejorar la confianza en uno mismo

Estos talleres, liderados por pacientes y profesionales sanitarios del departamento, anteriormente fueron formados en el Método Stanford, se han llevado a cabo en los Centros de Salud de Toscar, Carrús y Aspe donde han participado más de 40 pacientes.

Los talleres, basados en la formación entre iguales, son impartidos por dos líderes afectados por enfermedades crónicas. A través de diferentes actividades, empiezan a lograr pequeños cambios, aumentando la confianza en sus habilidades para para manejar los síntomas y problemas causados por la enfermedad; aprenden a manejar el dolor, resolver conflictos, adecuar su alimentación, aumentar su nivel de actividad física, controlar el estado de ánimo y la manera en que la enfermedad influye en sus relaciones personales.

Esta iniciativa permite mejorar las habilidades, motivación y confianza para manejar los síntomas de la enfermedad; favorecer hábitos de vida más saludables; cumplir mejor las recomendaciones y tratamientos mejorando resultados y aumentar la eficiencia de los recursos sanitarios al alcance de los pacientes.