Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:40
Empresas > Privada

Seguridad, agilidad y mayor adherencia, las ventajas de la e-receta privada

Es un proyecto de los consejos colegiados de médicos y farmacéuticos, las mutualidades, ASPE y el IDIS

Adolfo Fernández-Valmayor, secretario general del IDIS.
Seguridad, agilidad y mayor adherencia, las ventajas de la e-receta privada
Redacción
Jueves, 30 de noviembre de 2017, a las 18:10
Seguridad, agilidad y mayor adherencia terapéutica son las ventajas de la e-receta privada, cuyos primeros resultados se conocerán el próximo 19 de diciembres. Así lo ha comunciado el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), uno de los participantes de este proyecto, junto a los consejos colegiales de médicos y farmacéuticos, las mutualidades del Estado (Muface, Mugeju e Isfas), la patronal de la sanidad privada ASPE, las mutuas de accidentes de trabajo, las compañías aseguradoras y esta institución.

La implantación de este proyecto permitirá que cualquier prescripción electrónica realizada en el ámbito privado pueda ser dispensada en cualquier farmacia del país. Esto aportará en agilidad de los procedimientos, seguridad y mayor adherencia terapéutica y reforzará la idea de que el paciente ocupe el centro del sistema y de que el modelo asistencial gire en torno a él, haciéndole corresponsable de la gestión de su salud, explica la institución.

“La participación de IDIS en el grupo de trabajo de este proyecto supone un paso más en la apuesta que realiza la fundación con el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación y con su firme creencia en la necesidad de trabajar en la interoperabilidad de los sistemas”, asegura Fernández-Valmayor.

Interoperabilidad, con el paciente en el centro

Actualmente, el paciente no es el eje sobre el que pivotan los servicios que ofrecen los sistemas de salud, encontrando obstáculos para poder ejercer sus derechos contemplados en la Ley de Autonomía del Paciente, entre otras, lamenta el IDIS.

Asimismo existen también problemas para profesionales y organizaciones, ya que los médicos acceden a la información clínica de sus pacientes sin garantías de que esté completa, contrastada y actualizada. Y, por otro lado, existe desconexión y falta de consenso entre todos los agentes del ámbito de la salud para alcanzar un modelo accesible, óptimo y común. Pero todos estos problemas tendrían solución con sistemas interoperables.

“Por ese motivo, desde la fundación presentamos hace un par de años un modelo de interoperabilidad organizativa que perseguía posicionar al paciente en centro de los procesos y cuya viabilidad mostramos un año después a través de la plataforma “mi e-salud”, una herramienta que busca generar un sistema sanitario integrado en el que el paciente pueda transitar con absoluta libertad en cualquier entorno y pueda disponer de su información clínica completa, siendo todo ello accesible para el profesional sanitario de forma ágil y segura”.