Sanitas crea un sistema para predecir el éxito de una reproducción asistida

La herramienta permite consultar también la evolución del ciclo reproductivo de la mujer

Iñaki Ereño, consejero delegado de Sanitas.
Sanitas crea un sistema para predecir el éxito de una reproducción asistida
lun 17 diciembre 2018. 13.40H
Sanitas Data Salud ha desarrollado una herramienta interactiva que ofrece, basándose en datos actualizados, una predicción de la conveniencia y del éxito de un tratamiento de reproducción asistida a las mujeres que se quieran someter a los mismos. Esta predicción se realiza en base a ciertas variables, como su edad, la edad a la que quieren ser madres o el tiempo que llevan intentando quedarse embarazadas con respecto a la técnica utilizada.

Esta herramienta virtual ha sido diseñada tras analizar los datos del Centro de Reproducción Asistida Sanitas Alcobendas entre 2014 y 2018, en colaboración con el equipo de Data&Analytics de la compañía. Dicho análisis ha conducido también a la consecudión de un estudio donde los usuarios pueden consultar cómo evoluciona el ciclo reproductivo de la mujer en función de ciertas variables como su edad.


"No existe una técnica mejor que otra. Todo depende de las circunstancias del paciente"


Según el estudio de Sanitas, la mayoría de las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad tienen entre 35 y 44 años. Además, las pacientes que más se realizan la fecundación in vitro se encuentran entre los 35 y los 39 años, en el caso de utilizar óvulos propios, o tienen 40 o más, en el caso de emplear ovocitos de donante.

La técnica de reproducción asistida más utilizada


Además, los datos del Centro de Reproducción Asistida de Alcobendas señalan que la fecundación in vitro es la técnica de reproducción asistida más utilizada, especialmente a partir de los 35 años. Esta también es la que tiene una mayor tasa de éxito entre las mujeres mayores de 30 años.

No obstante, Ana Gaitero, ginecóloga del Centro de Reproducción Asistida del Centro Milenium Alcobendas de Sanitas, recuerda que “no existe una técnica mejor que otra, sino que todo depende de las características y circunstancias de cada paciente y pareja. Hay que tener en cuenta que a la edad se suman otros factores que hay que considerar como el tiempo de infertilidad, los deseos de la pareja o los hábitos de vida que influyen en la efectividad de la técnica”. La doctora explica además que hay que considerar todos esos factores para elegir el tipo de técnica elegida para cada caso.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.