El aparato, ubicado en el Hospital Universitario del Vinalopó, reduce los tiempos de exploración y necesita menos helio

Ribera invierte más de 1 millón de euros en equipos de resonancia magnética
Elisa Tarazona, CEO de Ribera Salud.


11 may 2021. 15.50H
SE LEE EN 2 minutos
El grupo sanitario Ribera continúa con su apuesta por ofrecer a sus pacientes la tecnología más sofisticada del mercado en pro de ofrecer un diagnóstico precoz y acertado en el menor tiempo posible. En este sentido, Ribera ha dotado al servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario del Vinalopó con una nueva resonancia magnética, única en la Comunidad Valenciana, que cuenta con un sistema de aceleración que permite acortar los tiempos de examen. Una mejora que ha supuesto una inversión de más de un millón de euros.

La resonancia, que se ha comenzado a instalar este martes en el centro ilicitano gestionado por Ribera, cuenta con la tecnología de Philips más avanzada en resonancia magnética de 1.5T. Este equipo aúna tecnología única de adquisición digital de las imágenes con el funcionamiento únicamente de 7 litros de helio, frente a los 1.500 litros que requieren otros equipos en el mercado. Una gran ventaja, ya que el helio es un gas finito que precisa de un proceso lento y delicado a hora de reponer por lo supone una gran reducción de uso de esta materia; además de garantizar un equipo más fiable y reducir la necesidad de refrigeración y mantenimiento es una apuesta por cuidar el medio ambiente.

"Una máquina más segura y sostenible"


"Este nuevo equipo que recibimos de última generación presenta la peculiaridad de que no consume lo que hace que la máquina sea más segura y sostenible", asegura Ángeles Franco, jefa de servicio de Radiodiagnóstico.

Franco explica que la nueva resonancia magnética "incorpora nuevas secuencias que ayudan al radiólogo a la caracterización tisular por lo que facilitan el diagnóstico del paciente". "Además, los estudios se adquieren con mayor rapidez lo que redunda en mayor confortabilidad para el paciente al estar menos tiempo dentro del imán, así como se consigue un mayor rendimiento por lo que permite hacer más estudios por turno de trabajo acortando las listas de espera", añade.

En cuanto a confortabilidad para los pacientes cabe destacar que la tecnología de este nuevo equipo disminuye el ruido tan molesto en este tipo de estudios. Asimismo, el mayor tamaño del cubículo permite que los pacientes con claustrofobia toleren la exploración sin necesidad de sedación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.