21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Quirónsalud pone en marcha su primera unidad de Cardio-Oncología

Las unidades Cardio-Oncológicas reducen los efectos secundarios cardíacos derivados del tratamiento oncológico

La doctora Teresa López Fernández
Quirónsalud pone en marcha su primera unidad de Cardio-Oncología
mar 26 diciembre 2017. 13.20H
Redacción
El Hospital La Luz, centro perteneciente al grupo Quirónsalud, ha incorporado a su cuadro médico la primera unidad de Cardio-Oncología. De esta manera, facilita el tratamiento del cáncer y ayuda a mejorar la salud cardiovascular durante el proceso, ya que con el tratamiento oncológico se triplica el riesgo de sufrir alguna complicación cardiovascular, obligando al 20 por ciento de los pacientes a suspenderlo. La doctora Teresa López Fernández, médico adjunto en el Servicio de Cardiología del Hospital Universitario La Paz y en la Unidad de Cardio-Onco-Hematología, es la responsable de la nueva unidad.

Las unidades Cardio-Oncológicas, formadas por un grupo de profesionales multidisciplinares, tienen como objetivo seleccionar el régimen oncológico que consiga mayor tasa de curación o remisión con el menor número de efectos cardiovasculares adversos y sin necesidad de suspender el tratamiento. En este caso, el grupo lo forman "expertos en Cardiología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Hematología, Farmacia, Análisis Clínicos y Enfermería, todos ellos implicados en el manejo y seguimiento de los pacientes afectados de cáncer", ha explicado el jefe del Servicio de Servicio de Cardiología Clínica e Intervencionista, Roberto Martín-Reyes.

Por su parte, López Fernández ha señalado que "el objetivo principal de los grupos de Cardio-Oncología es vigilar y optimizar de forma estrecha los factores de riesgo y diagnosticar y tratar de forma precoz los posibles efectos secundarios cardiacos del tratamiento del cáncer. Sabemos que con un diagnóstico y un tratamiento precoz mejoramos el pronóstico vital de los pacientes". Los efectos secundarios cardiovasculares de los tratamientos oncológicos se han identificado tradicionalmente con insuficiencia cardiaca, sin embargo el desarrollo de nuevos fármacos ha aumentado la prevalencia de otras complicaciones como problemas coronarios precoces, arritmias, hipertensión arterial y otros eventos vasculares arteriales. 

La Cardio-Oncología es una nueva subespecialidad con la que se ha conseguido reducir la mortalidad de estos pacientes de manera significativa, gracias a los avances en el diagnóstico precoz y los tratamientos antitumorales. Hasta el momento, solo el 10 por ciento de los hospitales cuenta con unidades de cardio-oncología, situándose dos de ellas en la capital española. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.