Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Empresas > Privada

Quirónsalud ofrece una terapia que mejora la artritis reumatoide en 4 meses

Esta enfermedad, que causa dolor por la inflamación de las articulaciones, afecta a más de 230.000 personas en España

El procedimiento que aplica Quirónsalud dura 3 o 4 horas.
Quirónsalud ofrece una terapia que mejora la artritis reumatoide en 4 meses
Redacción
Miércoles, 05 de julio de 2017, a las 11:30
La unidad quirúrgica de Francisco del Piñal, director del Instituto Dr. Piñal y asociados de Madrid y Santander y del Hospital La Luz, ha puesto en marcha una intervención que permite mejorar el estado de salud de los pacientes con artitis reumatoide en tan solo cuatro meses. 

Esta enfermedad se caracteriza por causar inflamación en las articulaciones originando hinchazón, dolor y con el tiempo pueden deformarse reduciendo la capacidad funcional. Esta patología produce daños en los cartílagos, huesos, tendones y ligamentos de las articulaciones y afecta a más de 230.000 en España, de los cuales, aproximadamente el 10 por ciento no responde a los tratamientos disponibles ni a las terapias existentes.

Según el experto, en estas situaciones clínicas, el organismo no reconoce una parte de sus propias articulaciones; las considera un elemento extraño, ataca y destruye progresivamente a sus propias células y tejidos sanos. Aunque la incidencia es mayor en personas adultas, la enfermedad puede aparecer en adolescentes y  raramente en niños. Por ello, existen diversos métodos quirúrgicos para retirar el tejido inflamado, remplazar las articulaciones dañadas o corregir deformidades, “el abordaje quirúrgico consiste en la eliminación de la parte de la articulación dañada y posteriormente se coloca una prótesis de silicona, con un alto grado de resistencia y durabilidad, insertándolo como un elemento de remplazo”.

El procedimiento dura tres o cuatro horas, dependiendo del resto de manifestaciones de la artritis y seis semanas de inmovilización postoperatoria. Los resultados cuatro meses después son extraordinarios  y el objetivo fundamental para el Del Piñal es “disminuir el dolor, obtener una recuperación máxima de la movilidad y, aunque secundario, mejorar la estética de la mano. La patología debe abordarse globalmente, teniendo en cuenta que muchas veces es necesario actuar sobre la muñeca el codo o el hombro, ya que todas esas articulaciones impactan en la función de la mano”.

Los síntomas más comunes asociados a la artritis reumatoide en la mano son el dolor, la aparición de deformidades características llamada “ráfaga cubital” y la rotura de tendones. “El futuro de una persona diagnosticada hoy con artritis reumatoide es mucho mejor que hace una década, pero hay casos resistentes a medicación que se benefician tremendamente de un abordaje quirúrgico global”, concluye Francisco del Piñal.