Hasta el 30% de los pacientes hospitalizados por coronavirus presentan afecciones cardiovasculares

Quirónsalud Madrid crea una consulta multidisciplinar de covid persistente
José Ángel Cabrera, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y del Complejo Hospitarario Ruber Juan Bravo.


24 feb 2022. 12.10H
SE LEE EN 3 minutos
En abril del 2020, el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid creo la Unidad Integrada Covid-19 para pacientes cardiológicos al identificarse que el 20-30 por ciento de los pacientes hospitalizados presentaban algún grado de afectación cardiovascular durante el proceso de la enfermedad. Siguiendo con ese esfuerzo, los servicios de Cardiología y de Medicina Interna del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid ponen ahora en marcha la consulta multidisciplinar de Covid de larga duración destinada a ofrecer atención especializada a los pacientes que han superado la infección por Covid-19 y que siguen mostrando síntomas. 

“Empiezan a diagnosticarse secuelas post-covid con síntomas y signos que incluso pueden ser de nueva aparición prolongando la enfermedad durante meses” explica José Ángel Cabrera, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y del Complejo Hospitarario Ruber Juan Bravo. 

“Es importante identificar a los pacientes con secuelas de la infección por SARS-Cov2 y los que padecen covid persistente. En general los pacientes con secuelas cardiovasculares por la infección por SARS-Cov2 suelen haber requerido un ingreso en su fase aguda de la infección (incluso en UCI) y suelen mostrar alteraciones en las pruebas cardiológicas realizadas, con un mayor riesgo de padecer inflamación o infarto de miocardio, arritmias cardiacas y procesos trombóticos arteriales y venosos, por lo que pensamos precisan un abordaje diagnóstico y terapéutico cardiovascular diferenciado” explica Cabrera.

Síntomas del covid persistente


El segundo grupo de pacientes que serán identificados y tratados son los que padecen covid persistente. “Esta es una afectación multiorgánica muy frecuente y que, tras la fase aguda de la enfermedad, permanecen con síntomas más de 12 semanas”. analiza Pablo Guisado, Internista del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid. “Estos enfermos se caracterizan por presentar fatiga, dolor en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones o disfunción cognitiva (niebla mental), que son los síntomas más comunes de hasta más de 50 descritos en este grupo de enfermos. Los síntomas pueden fluctuar y recaer en el tiempo”.

En opinión Cabrera, “se piensa que esta persistencia puede deberse a alteraciones del sistema inmunitario de los pacientes, el acantonamiento del virus en los tejidos, microtrombos, afectación del endotelio vascular o disfunción del sistema neurovegetativo”.

Los pacientes que acudan a la consulta de alteraciones cardiovasculares por covid persistente serán diagnosticados y tratados por personal especializado en la atención a enfermos con COVID-19; por lo que serán sometidos a pruebas diagnósticas cardiovasculares, como la resonancia magnética cardiaca de alta resolución que permitirá observar y cuantificar el edema miocárdico en el músculo cardiaco. Según el último número de Nature Medicine, las personas que superan la infección por SARS-Cov2 tienen un mayor riesgo de padecer alteraciones cardiovasculares (desde accidentes cerebrovasculares, arritmias, enfermedad isquémica, pericarditis, miocarditis y enfermedad tromboembólica) más allá de los 30 días tras la infección y ha alertado de la alta carga de enfermedad cardiovascular en este grupo de población que debe ser atendido por equipos especializados.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.