El miedo al coronavirus ha provocado que el 91% de los españoles retrasen sus consultas oftalmológicas

La pandemia de Covid-19 dispara un 55% los pacientes con problemas oculares
Francisco Poyales, Ramón Berra y Daniel Elíes.


15 dic 2020. 11.10H
SE LEE EN 6 minutos
El grupo de medicina oftalmológica Miranza ha presentado este martes el primer estudio sobre “La salud ocular en tiempos de pandemia” que revela datos sobre cómo la crisis del Covid-19 está afectando a la salud ocular de los españoles. En concreto, el 75 por ciento reconoce que no ha acudido a ninguna consulta oftalmológica en los últimos meses, pese a que el 30 por ciento de los encuestados considera que ha empeorado su visión

En concreto, el 55 por ciento de los oftalmólogos del Miranza ha detectado que actualmente llegan a las consultas más casos de pacientes en estado más grave o avanzado que hace un año debido principalmente al retraso de los controles oftalmológicos en pacientes críticos, con enfermedades crónicas o degenerativas, como la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) o glaucoma, según ha explicado Ramón Berra, director general de Miranza, durante la presentación del informe.

Daniel Elíes, director médico de la nueva clínica de IMO Grupo Miranza en Madrid, sostiene que "hay más casos severos por falta de consulta habitual" y destaca dos tipos de pacientes para los que las revisiones oftalmológicas son fundamentales. El primero de ellos son las personas con una edad superior a los 50 años y que son más propensos a padecer alteraciones crónicas.

El otro grupo son las personas de entre 0 y 10 años, pues en esta etapa es cuando se desarrolla la visión y en donde es fundamental cualquier tipo de problema que pueda haber para abordarle con prontitud y ofrecer una solución. En cualquier caso, Elíes subraya que es muy recomendable "acudir a consultas rutinarias y chequeos periódicos".

La gran mayoría de los expertos consultados (91 por ciento) ha observado un retraso en los controles
oftalmológicos de estos pacientes críticos debido al confinamiento. De ellos, un 43 por ciento cree que este retraso ha tenido consecuencias para la salud ocular de estos pacientes. 


Miedo al contagio por Covid-19


El primer estudio sobre “la salud ocular en tiempos de pandemia” también refleja que el miedo de las personas al contagio (49 por ciento) y las restricciones dictadas por las autoridades (28 por ciento) son los dosfactores que más han influido en el retraso y el descenso de las revisiones oftalmológicas en los últimos meses.

En este sentido, Elíes recuerda que ninguna autoridad sanitaria prohibió en ningún momento acudir a una consulta oftalmológica, al tiempo que ha explicado que "el deterioro ocular de no ir es mucho mayor que el riesgo de ser contagiado por Covid-19". "Seguimos los protocolos de limpieza y seguridad", ha dicho.


Al menos 8 de cada 10 españoles utiliza de manera habitual un smartphone, la televisión y un ordenador o portátil


Por su parte, Ramón Berra también ha destacado que o, al menos 8 de cada 10 españoles utiliza de manera habitual un smartphone, la televisión y un ordenador o portátil, y de media pasan entre 2 y 3 horas al día delante de una pantalla. Además, 2 de cada 3 personas encuestadas declara que durante la pandemia ha hecho mayor uso de estos dispositivos.

El mayor tiempo que pasamos delante de las pantallas lleva a los expertos en salud ocular a alertar del mayor riesgo que existe de padecer distintas enfermedades oculares, especialmente fatiga ocular (98 por ciento), seguido de astenopia acomodativa o de convergencia (93 por ciento) -es decir, fatiga ocular asociada a diferentes síntomas como dolor de cabeza y malestar general- y miopía (75 por ciento)

Así, Francisco Poyales, director médico de Miranza IOA y miembro del CLF (dirección médica colegiada de Miranza), ha explicado que es clave "mantener la visión de los pacientes controlada y con un tratamiento periódico, sin alargarlo incluso ni una semana". "Muchos de ellos han empeorado la visión y ya no se puede hacer nada. Además, son los que más miedo han tenido al Covid y asistir no hubiera supuesto un peligro", ha resaltado.

El 51 por ciento de los profesionales de la salud ocular que han participado, en los últimos doce meses se ha producido un aumento de determinadas dolencias oculares, entre las que destacan el ojo seco, así como otras más graves, como la DMAE -actualmente, primera causa de ceguera a partir de los 65 años- y la miopía en niños y jóvenes. Las principales causas que han provocado este incremento son, según los oftalmólogos, los nuevos hábitos de los ciudadanos durante la pandemia (34 por ciento), unido a la falta de revisiones.


Exposiciones largas a las pantallas


Poyales ha destacado que la exposición a las pantallas, que se ha multiplicado durante la pandemia, "en sí no es mala, el problema es que no estamos hechos para exposiciones tan largas". Esto ha disparado patologías no  tan graves, como el ojo seco, que está empeorando de manera llamativa en los jóvenes. "Se puede convertir en una patología realmente seria". "Hay una pandemia desde hace 50 años en la evolución de la miopía en los jóvenes. No solo se puede echar la culpa a las pantallas porque vino de antes, pero sí de estar menos tiempo en la calle. Hay que salir en la calle y vivir más al aire libre", ha zanjado.

Aunque una tercera parte de los oftalmólogos consultados (32 por ciento) cree que la población está cuidando lo suficiente su salud ocular en la situación actual, dos tercios de los profesionales (65 por ciento) consideran que los españoles están cuidando poco su salud ocular durante la pandemia. Según el estudio de Miranza, a pesar de que un 30 por ciento de los españoles reconoce que sus problemas visuales han empeorado desde el inicio de la pandemia, la mayoría de ellos (75 por ciento) asegura que no ha acudido a ningún especialista. Los resultados revelan que son más mujeres (un 34 por ciento) quienes reconocen que su salud visual ha empeorado a causa del confinamiento.

El acto también ha contado con la participación de Martina Klein como madrina de la iniciativa, quien reconoce que "se ha disparado el uso de pantallas" y que hay hábitos adquiridos durante la pandemia "difíciles de desengañar" ahora que "todo es más digital".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.