Miranza emplea una técnica pionera de cirugía refractiva sin tocar córnea

En pacientes con alta miopía o que no se puede tratar con láser, se recomienda la implantación de lentes intraoculares

Jaime Aramberri en quirófano.
Miranza emplea una técnica pionera de cirugía refractiva sin tocar córnea
mié 16 septiembre 2020. 11.50H
La innovación y la implementación en la tecnología aplicada a la medicina es la mejor combinación para obtener los mejores resultados. Así lo asegura el doctor Jaime Aramberri, de Begitek, que lleva más de 25 años dedicado a la cirugía refractiva. Esta clínica, perteneciente a Miranza, grupo líder en excelencia oftalmológica en España, utiliza la tecnología Streamlight, que permite cirugías refractivas sin la necesidad de contacto en la superficie del ojo, según explica la compañía en una nota.

Miranza Begitek lleva 3 años perfeccionando esta técnica, que antes se utilizaba únicamente para eliminar cicatrices corneales o para patologías más complejas. El procedimiento consiste en aplicar, a través de la superficie epitelial del ojo, el láser excímer, un tipo de láser que, en vez de cortar o quemar, separa las moléculas de los tejidos, permitiendo así modificar la córnea. Gracias a esto, el cirujano no toca físicamente la córnea en ningún momento, evitando cortes y raspados mecánicos.

De esta forma, Streamlight permite corregir defectos como la miopía y el astigmatismo disminuyendo el riesgo de infección corneal y rebajando al mínimo el tiempo de recuperación postoperatoria. Jaime Aramberri, oftalmólogo del Departamento de cirugía refractiva de Miranza Begitek, afirma que “los pacientes no notan ningún contacto porque, simplemente, no lo hay” y añade que “jamás se harán una cirugía más sencilla que esta, ya que apenas dura 5 minutos los dos ojos e inmediatamente pueden regresar a casa”.


Implantación de lentes intraoculares


En los casos de miopías mayores de 7 dioptrías y para los pacientes que no pueden ser intervenidos con láser, desde Miranza Begitek recomiendan la implantación de lentes intraoculares de tipo ICL para corregir la miopía y el astigmatismo con precisión. Esta técnica consiste en la colocación de una lente fáquica entre el iris y el cristalino,mediante una operación sencilla, de corta duración y mínimamente invasiva.

La clínica guipuzcoana lleva más de 20 años realizando esta operación con excelentes resultados. La ICL se introdujo en el mercado en 1994 y la última evolución se produjo en 2016, con la aparición del modelo EVO+, que aportó un aumento la zona óptica de la lente, mejorando la calidad de visión nocturna. El Dr. Aramberri implantó la primera ICL EVO + a nivel mundial.

Las mejoras en la técnica, que junto a la implementación de nuevos algoritmos permiten corregir miopía y astigmatismos con una calidad equiparable a una buena lente de contacto, hacen de esta una buena opción, especialmente para conductores nocturnos y personas que practican deportes intensos, según detalla el Dr. Aramberri.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.