Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Empresas > Privada

Los médicos son los profesionales con un corazón más sano

Su 'edad cardiaca' es hasta tres años menor que la biológica

Iñaki Ferrando, director de Comunicación Médica de Sanitas.
Los médicos son los profesionales con un corazón más sano
Redacción
Jueves, 13 de octubre de 2016, a las 18:20
El corazón de los médicos late más agradecido que el del resto de los profesionales. O al menos eso se deduce del sondeo Bupa de Sanitas, que atribuye al órgano vital de quienes ejercen la Medicina hasta 2,7 años menos que su correspondiente edad biológica.

Esto quiere decir, por lo tanto, que los médicos cuidan más su corazón que el resto de trabajadores, dado que su corazón se deteriora menos y se conserva mejor. Por detrás de los facultativos médicos, en la encuesta, se sitúan los profesores, cuya edad cardiaca rebasa la real o biológica en 0,1 años.

En el extremo contrario, los españoles que se dedican a trabajos artesanos y a los sectores de logística, transporte y construcción padecen peor salud cardíaca. De estos datos se deduce que la dificultad para mantener hábitos de vida saludables en el entorno laboral, como la existencia de espacios libres de humos o la posibilidad de disfrutar de comida sana en sus oficinas, influye en la edad del corazón.

Los hábitos de vida mejoran la edad cardiaca

De hecho, el estudio elaborado por Sanitas muestra que los trabajadores de empresas que fomentan hábitos de vida saludables tienen una edad cardíaca 0,85 años menor que su edad biológica, frente a los 2,2 años más de media que presentan las personas que no trabajan en este tipo de compañías.

Media de 'edad cardiaca' en funcion del tipo de trabajo en España. La última barra (la única por debajo de cero) corresponde al ámbito de la salud. La primera, al campo de las tareas manuales. A ésta le siguen los siguientes sectores laborales: transporte y logística; construcción; negocios y leyes. Fuente: Sanitas.


Ante este escenario, Iñaki Ferrando, director de Comunicación Médica de Sanitas, ha subrayado que “el papel fundamental de las empresas, ya que pueden contribuir a favorecer la salud de sus empleados a través de la puesta en marcha de iniciativas dentro del entorno laboral que eviten comportamientos de riesgo como las dietas poco saludables, el sedentarismo o el consumo excesivo de alcohol o tabaco”.

En este sentido, cabe destacar que el corazón de los fumadores está ocho años por encima de la edad biológica de los mismos.

Programa ‘Sanitas Smile’

En línea con esta recomendación, Sanitas ha puesto en marcha su programa Sanitas Smile, con el que ha conseguido aumentar la productividad, reducir el absentismo laboral y facilitar la adquisición de hábitos de vida saludable entre sus empleados.
 
Según un estudio realizado por la Universidad Europea, la participación en el programa aumentó en más de un 40 por ciento la productividad del empleado y redujo el absentismo en algunos colectivos como el Call Center, con un 91,84 por ciento menos de ausencias.

El 27 por ciento de la plantilla de Sanitas participantes en Sanitas Smile afirma sentirse mejor y haber mejorado su salud general. Además, gracias a la iniciativa se ha logrado reducir algunos indicadores como el peso, la presión arterial, el índice de masa corporal o el porcentaje de grasa corporal.

En palabras de Yolanda Erburu, directora ejecutiva de Comunicación y RSC de Sanitas y directora general de la Fundación de Sanitas, “esta iniciativa es un claro ejemplo de que las empresas pueden contribuir a fomentar hábitos saludables entre sus trabajadores, logrando no sólo que los trabajadores tengan una vida más sana, sino también que las empresas mejoren en eficiencia y las ciudades sean entornos más saludables”.