Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55
Empresas > Privada

La privada señala al SNS como víctima de que el seguro de Salud no desgrave

El IDIS recuerda que los seguros contribuyen a la rebaja de la presión asistencial en el sistema sanitario público

Adolfo Fernandez-Valmayor, presidente del IDIS.
La privada señala al SNS como víctima de que el seguro de Salud no desgrave
Redacción
Martes, 08 de noviembre de 2016, a las 13:10
La desgravación fiscal sanitaria (DFS) contribuye a la rebaja de la presión asistencial en el sistema sanitario público y por lo tanto a aliviar las listas de espera. Esta es una de las razones que argumenta el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) para defender este descuento ‘público’ a los ciudadanos, ante la pretensión del Gobierno de Cantabria de eliminar esta deducción por contratar un seguro sanitario privado.
 
Asimismo, el  IDIS argumenta que “cualquier medida encaminada hacia la promoción del seguro sanitario privado es eficaz para contribuir a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), sobre todo si esta medida no conlleva reducción alguna de los derechos de los ciudadanos. El sector sanitario privado es fundamental para el sostenimiento del sistema sanitario, ya que libera de recursos y gastos a la sanidad pública por medio de la financiación de los ciudadanos a través de las entidades aseguradoras”.
 
De ahí que defienda “la aplicación de la DFS de los seguros privados de salud, no solo en el tramo autonómico del IRPF sino en el capítulo de deducciones generales del impuesto”. Es más, se debería incentivar “que los ciudadanos contraten su asistencia médica con mutuas o empresas aseguradoras privadas. La deducción fiscal del 15 por ciento a las personas que contratan un seguro sanitario privado podría ahorrarle cada año más de 600 millones de euros al SNS tal y como se demostró en el estudio ‘Impacto de la deducción fiscal a la suscripción voluntaria de seguros privados de salud’ “.   
 
En conclusión, el IDIS quiere dejar constancia de su rechazo a la derogación en Cantabria de la DFS, una medida que “de nuevo va en contra de un sector, el de la sanidad privada, que aporta un enorme valor a nuestro país y que contribuye muy notablemente a la sostenibilidad de un sistema sanitario que pasa por momentos de gran dificultad debido a la creciente presión asistencial”.
 
Subvención oculta
 
De hecho, la institución argumenta que “dado el modelo de seguro sanitario privado en España (seguro duplicado), los 7,4 millones de asegurados con pólizas privadas en nuestro país disponen también de cobertura sanitaria pública, que utilizan menos o no utilizan, lo que puede considerarse una subvención oculta para el sistema público. Por lo tanto, ya existe un copago voluntario, fundamental para el sostenimiento del sistema sanitario que descarga hasta de 1.091 euros por persona asegurada y año”.
 
Asimismo, considera “imprescindibles propuestas concretas de futuro que incidan en la necesaria complementariedad e integración de ambos sistemas, público y privado, en torno al paciente, de forma que se evite la utilización ineficiente de los recursos bien sea por duplicidades en el uso o consumo o bien como consecuencia de carencias de estrategias conjuntas y sinérgicas de actuación”.