El objetivo de la compañía es ofrecer un diagnóstico exhaustivo y un servicio especializado completo e interdisciplinar

Ita estrena en Vitoria un hospital de trastornos de la conducta alimentaria
Fachada de Ita Vitoria.


21 jun 2022. 11.45H
SE LEE EN 2 minutos
El Grupo Ita abre en Vitoria un nuevo Hospital de Día para dar cobertura a jóvenes que padecen trastornos de la conducta alimentaria (TCA). El centro situado en calle Beato Tomás de Zumárraga, 4 ofrece atención psicológica especializada en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria de lunes a viernes de 12.30 a 19 horas.

El objetivo de Ita Vitoria es ofrecer un diagnóstico exhaustivo y un servicio especializado completo e interdisciplinar; servicio que va desde la psicología hasta la nutrición, pasando por la psiquiatría, gracias al equipo multidisciplinar del centro.

Ita Vitoria está especializado en el tratamiento de los TCA y la obesidad, dos de los trastornos de salud mental más comunes entre los jóvenes. Para ello, cuenta con un equipo de profesionales especializados y unas instalaciones facilitadoras que fomentan el bienestar emocional y mejoran la terapia de los pacientes.

El centro cuenta con despachos de terapia individual, salas de terapia de grupo y comedor terapéutico, entre otros espacios terapéuticos. En España, alrededor de 400.000 personas sufren algún trastorno de conducta alimentaria, de los cuales 300.000 son chicos y chicas entre 12 y 24 años. Los trastornos alimentarios son la tercera causa de enfermedad crónica en la adolescencia, según datos de la Fundación Fita y de la Asociación española para el estudio de TCA.

Ita detalla que en el País Vasco, la pandemia ha hecho que los casos aumenten, concretamente en un 72,6 por ciento en 2021, teniendo en cuenta los datos prepandemia, de 2019. En cuanto a las consultas, el aumento es evidente ya que en 2019 hubo 5.932 en la región, dato que se vio incrementado en un 17 por ciento en 2020, hasta 6.955, y en un 25 por ciento en 2021, hasta 8.757, tal y como recoge la estadística de Osakidetza.

Una de las pacientes de Ita Vitoria, Noa, explica su experiencia en el centro: "después del confinamiento, sinceramente fue cuando todo empezó a coger forma. Me obsesionaba, me pesaba, hacía demasiado deporte... pero lo peor era escuchar todos los pensamientos de halago; éstos hacían que me sintiera peor".

"Pasaron los meses y todo empeoró. Me autoexigía como nadie, no comía nada, la gente no me entendía, me culpaban de todo... hasta el día del ingreso", añade. Ahora Noa está recuperada, aunque continúa con el tratamiento ambulatorio en Ita Vitoria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.