18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

HM Regla, pionero en el uso de litotricia para eliminar cálculos urinarios

El centro sanitario incorporó su primera máquina de litotricia en 1990

Fachada HM Regla.
HM Regla, pionero en el uso de litotricia para eliminar cálculos urinarios
mar 19 junio 2018. 18.50H
Redacción
La tercera enfermedad urológica más frecuente en nuestro país es la referida a los cálculos urinarios, denominados litiasis renal, urolitiasis o nefrolitiasis. En la actualidad más de dos millones de españoles están aquejados de esta dolencia, siendo diagnosticados anualmente 300.000 nuevos casos, lo que demuestra la gran prevalencia de esta patología causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de la vía urinaria. Estos están formados por sustancias normales de la orina, que por diversas razones se concentran y solidifican en fragmentos de diferentes tamaños.

Esta enfermedad es bien conocida por los profesionales que trabajan en el hospital HM Regla, un centro que incorporó hace 28 años su primera máquina de litotricia y desde entonces ha tratado a miles de personas, convirtiéndose, tanto por el número de pacientes como por los resultados obtenidos "en uno de los centros privados de referencia del norte de España para el tratamiento de los cálculos renales a través de la litotricia extracorpórea por ondas de choque", ha informado el grupo en una nota.

El especialista en Urología de HM Regla, José Mª Rodríguez Lamelas, apunta que las complicaciones que pueden causar los cálculos urinarios si no son tratados correctamente "van desde el temido cólico renal que provoca un dolor muy intenso originado por la obstrucción que provoca el cálculo en la vía urinaria, a las complicaciones infecciosas que pueden llegar a la sepsis e incluso la obstrucción urinaria, la cual puede provocar la anulación del riñón".

La eliminación de dichos cálculos urinarios puede realizarse a través de la ureterorrenoscopia o de la litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC). La ureterorrenoscopia es una técnica quirúrgica endoscópica que consiste en introducir a través de la uretra, vejiga y uréter un endoscopio provisto de un láser que destruye los cálculos fragmentándolos. Es un tratamiento mínimamente invasivo, que requiere una hospitalización de 24 horas y una anestesia general raquídea.

“La ureterorrenoscopia láser está indicada en los casos en los que los cálculos están localizados en la parte distal del uréter o en los que no se han conseguido eliminarlos a través de la litotricia extracorpórea por ondas de choque, que sin duda alguna es el tratamiento más recomendado para eliminar los cálculos urinarios debido a que no es invasiva, es ambulatoria y acredita un bajo número de complicaciones asociadas”, indica Rodríguez Lamelas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.