HM Cinac presenta su Unidad de Diagnóstico Avanzado en Epilepsia

Se aplican procesos radiológicos, genéticos y electrofisiológicos que favorecen el diagnóstico de esta enfermedad

El director del Programa de Epilepsia de HM Cinac, Rodrigo Rocamora.
HM Cinac presenta su Unidad de Diagnóstico Avanzado en Epilepsia
jue 22 octubre 2020. 13.15H
El Centro Integral de Neurociencias HM Cinac acaba de poner en marcha la Unidad de Diagnóstico Avanzado en Epilepsia con el objetivo de ofrecer al paciente un equipo profesional altamente especializado en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad. Esta unidad, que está liderada por el neurólogo Rodrigo Rocamora, es de las pocas existentes en España con estas características y está adaptada para atender también a pacientes pediátricos.

La nueva Unidad de Diagnóstico Avanzado en Epilepsia de HM Cinac estará ubicada en el Hospital HM Delfos de la Ciudad Condal y ha sido concebida de manera específica para el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, por lo que HM Hospitales la ha dotado de los recursos tecnológicos y humanos necesarios para proporcionar al paciente una asistencia de alta calidad y especialización. Así, dispone  de un área específica que consta de dos habitaciones especiales de monitorización continua con un control central y personal médico y de enfermería especialmente formado y entrenado, así como diferentes profesionales del ámbito de las neurociencias que permite hacer un seguimiento del paciente durante las 24 horas, facilitando su observación y comportamiento en el momento de padecer las crisis y así poder realizar un estudio muy detallado de esta dolencia que derive en un tratamiento personalizado a cada caso.

- Directo: toda la actualidad sobre el coronavirus -

Para la creación de esta Unidad ha jugado un papel central la dotación tecnológica del Hospital HM Delfos que, con la resonancia magnética de 3 Teslas con un programa específico para epilepsia, la tomografía por emisión de positrones (PET), la posibilidad de realizar Sspeecs y Siscom y los quirófanos dotados de neuroimagen intraoperatoria a la vez que la incorporación de la estéreoelectroencefalografía (SEEG) o el uso del láser como herramienta terapéutica quirúrgica, consigue cubrir todas las posibilidades diagnósticas y terapéuticas necesarias.

Sin embargo, el director del Programa de Epilepsia de HM Cinac, Rodrigo Rocamora, considera que "más allá de que el 

El objetivo es dar a los pacientes una respuesta basada en un mejor diagnóstico y el correcto tratamiento farmacológico


equipamiento tecnológico de que disponemos nos ayuda a poder utilizar técnicas diagnósticas avanzadas, el aspecto que resulta clave a la hora de obtener buenos resultados para el paciente en cuanto a calidad es la especialización de sus profesionales. Por eso, contamos con neurólogos, neurofisiólogos, neuropsicólogos, neuroradiólogos y enfermeras con preparación específica en epilepsia".

Asimismo, aunque este Programa de Epilepsia tenga su sede central en HM Cinac en Barcelona el objetivo es que, bajo la coordinación de Rocamora, se convierta en una Unidad de referencia en el Grupo HM a nivel nacional, lo que implicará unificación de protocolos y acceso de pacientes al equipo médico desde cualquier parte de la red asistencial en coordinación con los equipos de neurología locales. En especial con el equipo de HM Cinac ubicado en Móstoles, en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur, donde el propio Rocamora atenderá casos asociados a esta patología.


Controlar las crisis epilépticas


La epilepsia es una enfermedad compleja, cuyo tratamiento ha evolucionado mucho durante los últimos 20 años y, hoy, en muchos casos tienen cura y en otros hay tratamientos paliativos. Rocamora explica que "los pacientes que sufren epilepsia padecen crisis que pueden manifestarse de tantas maneras distintas como funciones tiene el cerebro. Van desde tener cortas desconexiones del medio hasta las crisis convulsivas, pero lo más importante es ser consciente de que todas las crisis conllevan un riesgo y deben ser controladas, pues la falta de control implica una posible morbimortalidad de hasta nueve veces la población normal".

Por eso, esta Unidad de Diagnóstico Avanzado en Epilepsia se caracteriza por dar una respuesta personalizada a los pacientes que va desde fármacos antiepilépticos hasta las cirugías de mayor complicación, pasando por diagnósticos complejos de neuroimagen y genéticos y tratamientos alternativos. En este sentido, Rocamora asegura que "en los pacientes que no responden a fármacos antiepilépticos podemos evaluar la posibilidad de una cirugía si las crisis provienen de un foco cerebral bien definido y para llegar a esta conclusión a veces es necesario utilizar técnicas diagnósticas avanzadas. De esta manera, hoy en día podemos ofrecer más y mejores procedimientos de curación a nuestros pacientes".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.