HLA San Carlos utiliza células madre para evitar amputaciones

El hospital es el único de Denia que utiliza este novedoso método en casos de insuficiencia arterial

Exteriores del Hospital HLA San Carlos.
HLA San Carlos utiliza células madre para evitar amputaciones
vie 06 septiembre 2019. 15.45H
El hospital HLA San Carlos de Denia amplía su cartera de servicios con un tratamiento con células madre para evitar las amputaciones. Está demostrado que el uso de un concentrado de células madre obtenidas de la médula ósea pueden ser efectivas y seguras para el tratamiento de pacientes con casos severos de insuficiencia arterial. El centro HLA es el único de Denia que realiza esta novedosa técnica.

La isquemia arterial, es una enfermedad que se produce debido a una disminución lenta y progresiva del riego sanguíneo en una zona del organismo, generalmente en las extremidades inferiores y que genera un dolor constante. “Es un problema urgente que a menudo conlleva la pérdida de la extremidad y que está asociado a una alta mortalidad debido a las complicaciones derivadas de una amputación”, asegura León Donoso, especialista en Cirugía Vascular de HLA San Carlos.

El tratamiento para esta dolencia se basa en intentar dar sangre a la pierna mediante un bypass o un stent. Sin embargo, alrededor de un 10 por ciento de estos pacientes no son susceptibles a estos tratamientos y hasta ahora se intentaba evitar la amputación mediante medicamentos, generalmente vasodilatadores y agentes reológicos.


Alternativa de tratamiento


Las terapias derivadas de las células madre han sido propuestas como una alternativa con buenos resultados. El especialista afirma que “al inyectar células mononucleares que contienen células endoteliales progenitoras se promueve la creación de nuevas arterias que permiten al paciente una mejora de la circulación de la sangre, alivio del dolor y como consecuencia la posibilidad de caminar”. Para que las arterias se sigan desarrollando y evitar la amputación de la extremidad, el mejor estímulo es caminar, así como controlar otros factores de riesgo: colesterol, hipertensión arterial y ciertos hábitos como el tabaco.


Procedimiento


El procedimiento, de una hora aproximadamente de duración, se realiza en quirófano con anestesia raquídea o sedación, no suele presentar complicaciones y el paciente puede ser dado de alta el mismo día. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.