17 nov 2018 | Actualizado: 12:30

Gustavo Blanco: "Mugeju es mucho más constante y estable que Muface"

El nuevo gerente de Mugeju desgrana qué medidas va a impulsar en los conciertos sanitarios de esta mutualidad

Gustavo Blanco, director de Mugeju.
Gustavo Blanco: "Mugeju es mucho más constante y estable que Muface"
mar 07 febrero 2017. 09.20H
Javier Barbado / Cristina Alcalá
Joana Huertas
Tras su paso por la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), Gustavo Blanco es, desde el 1 de enero de este año, gerente de otra mutualidad, Mugeju. Para este mandato, se ha marcado como objetivo consolidar la estabilidad que tienen los conciertos sanitarios de esta entidad e impulsar, como gran medida, la receta electrónica para sus beneficiarios. 

Recién nombrado director de la Mutualidad General Judicial (Mugeju). ¿Cuáles son los principales objetivos que se ha marcado en la atención sanitaria de este colectivo durante su mandato?

Los principales objetivos que nos hemos marcado es conseguir reforzar la presencia de la mutualidad y aumentar los medios que pone a disposición de los usuarios, especialmente en el catálogo de prestaciones que ponemos a su disposición. Consideramos que el modelo de Mugeju es de éxito dentro de lo que es la sanidad concertada en mutualismo administrativo.

¿Cómo se encuentra actualmente el concierto sanitario de esta mutalidad? ¿Con qué entidades aseguradoras han suscrito el acuerdo?

El concierto de asistencia sanitaria de Mugeju está, en estos momentos, suscrito con seis entidades aseguradoras, que son las más punteras y representativas dentro del sector. El del 2017 es el último año del concierto, por lo que es necesario realizar uno nuevo para el ejercicio siguiente. Con lo cual, este año tendremos que trabajar para sacar este nuevo concierto y para el que puedan volver a concurrir las entidades sanitarias.

El gerente de Mugeju explica sus objetivos para su mandato. 

Al igual que sucede Muface, hay entidades sanitarias que se retiran o que se integran. ¿Es fluctuante en Mugeju o se mantiene más constante?

No, en Mugeju es mucho más constante porque hay una estabilidad. Ese es precisamente es uno de los valores de la mutualidad y uno de los objetivos que nos hemos marcado: preservar la estabilidad en el número de entidades sanitarias concertadas, que permita continuar en la senda que se ha venido llevando a cabo los últimos años.

Su mandato, ¿concluye en 2017 o qué expectativas de tiempo se le da?

En principio, uno está el servicio de la Administración y no hay un tiempo definido, por lo tanto, he sido recientemente nombrado y tampoco hay una expectativa de tiempo. Que sea el tiempo el que así lo decida.

¿Cuál será una de las novedades que impulse durante su mandato?

Una de las prioridades que nos hemos marcado dentro de Mugjeu es la celebración de un nuevo concierto con el Consejo General de Farmacéuticos, en el que estamos trabajando intensamente y que esperamos poder concluir en unos meses.

Es un tema que ya estaba estudiado por el anterior equipo y nosotros lo hemos tomado con todo el interés porque consideramos que las relaciones con esta entidad son muy importantes y necesarias, que debemos seguir cultivando y mejorando.

¿Cómo son las relaciones con los otros consejos generales, por ejemplo, el de médicos?

Bueno, con el resto no tenemos una relación directa puesto que, para la prestación sanitaria tenemos relación a través de las entidades de seguro médico. Con los farmacéuticos sí, porque es necesario para la dispensación de la receta de Mugeju en estas oficinas.

¿Cómo prevé que será el próximo concierto de asistencia sanitaria de la mutualidad?

El próximo concierto de Mugeju se va a basar, como decía al principio, en un acuerdo que sea atractivo para las aseguradoras, que garantice la estabilidad de la mutualidad, y que también dé a los mutualistas el servicio del que han venido disfrutando en los últimos años. Es decir, un servicio de calidad, basado en una oferta de catálogos de entidades amplia donde se pueda verificar el principio de la libre elección de médico y especialista que tienen los mutualistas y beneficiarios de nuestra entidad.

¿Para cuándo se piensa plasmar?

El modelo de Mugeju es el que está definido en las normas, con lo cual, está asentado normativamente y regulado. Ante esto, la mutualidad tiene su marco de actuación, y por lo tanto, a mí como gerente me corresponde tratar de llevar a cabo las mayores innovaciones posibles para garantizar que la calidad de la asistencia sea la mayor y la mejor posible y también, la satisfacción de sus usuarios.

Por lo tanto, en principio, estoy recién nombrado desde principios de mes, en primer lugar, he de tomar tierra, conocer la mutualidad y sobre la base de ese conocimiento, empezar a introducir las innovaciones en la gestión que consideremos más adecuadas. Potenciar la informatización, el uso de medios electrónicos para relacionarse con la mutualidad, tratar de dar un impulso al proyecto de receta electrónica y desde luego, la elaboración del concierto de asistencia sanitaria con las entidades aseguradoras para el año 2018. Todas estas son mis prioridades.

¿Y cómo está actualmente Mugeju en estos momentos?

Creo que en materia de nuevas tecnologías es una situación razonablemente buena, donde los mutualistas tienen relación con la entidad a través de medios electrónicos. Hay en la página web de Mugeju un acceso al portal del mutualista y de lo que se trata es de profundizar e introducir las mejoras que vayamos viendo para potenciar aún más la relación por medios electrónicos.

¿Ha sufrido Mugeju profundos desajustes en la asistencia sanitaria como sí ocurrió con Muface en el año 2015? ¿Falta o sobra algo en la cartera de servicios de esta mutualidad?

No, creo que Mugeju se ha caracterizado por estar dentro de una senda de estabilidad. Su cartera es amplia, muy razonable y en la que hemos de trabajar para profundizar y para mantener la alta calidad del servicio que se ha venido teniendo en los últimos años. Por lo tanto, es mantener una senda de estabilidad, introduciendo las innovaciones que sean necesarias para que los mutualistas tengan la mayor calidad en las prestaciones y en los servicios que reciben.

¿Cómo afecta a las arcas de las mutualidades (como Muface o Mugeju) la atención de mutualistas con hepatitis C (según estableció el Ministerio de Sanidad en su Plan Estratégico). ¿Cuánto ‘daño económico’ les ha hecho?

La atención a los enfermos crónicos es una de las prioridades de esta mutualidad. Estoy recién llegado y, por lo tanto, tampoco dispongo de datos claros sobre el gasto en materia farmacéutica. Lo que sí puedo decir es que todos los mutualistas de Mugeju tienen garantizado el tratamiento y, en concreto, los que se encuentran afectados por hepatitis C y por otras enfermedades graves, en las mismas condiciones que el resto del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Ésta es una de las prioridades de gasto que voy a tener en este periodo que ahora se inicia. Es verdad que hay un aumento del gasto sanitario en materia farmacéutica, pero como lo hay en el resto del sistema y siempre bajo la premisa de la mejor atención a los enfermos más graves como son los enfermos de hepatitis C.

Tras su salida de Muface, ¿esperaba ser nombrado en otra mutualidad o tenía previsto retirarse de la primera fila de dirección?

Tras mi salida de Muface estuve en el gabinete de la Secretaria de Estado, como funcionario, es decir, como consejero técnico al servicio de este departamento, pero sin ocupar ningún puesto de responsabilidad.

¿Por qué cree que pensaron en usted como opción para dirigir Mugeju?

Eso casi habría que preguntárselo a las personas que me designaron. En principio soy funcionario de carrera, por lo tanto, estaba destinado al ámbito de la Secretaría de Estado y estoy a disposición de lo que así se designe. El puesto de gerente de la Mutualidad General Judicial tiene rango orgánico de subdirector general y, por lo tanto, se ocupa por funcionarios de carrera. Sobre el resto de razones, estoy al servicio del Estado y no puedo tampoco entrar a decir las razones por las cuales se produce un nuevo nombramiento.

¿Cómo se sintió al recibir la noticia?

Fue una noticia muy positiva. Creo que Mugeju tiene unos magníficos profesionales, que tienen una calidad extraordinaria y un equipo muy válido para poder acometer todos los retos que tenemos por delante.

¿Tiene una relación fluida con sus ‘colegas’ de Muface e Isfas?

Como estoy recién llegado, aún no hemos tenido ocasión de vernos, pero sí hemos tenido contacto telefónico. Creo que tenemos una relación profesional que irá avanzando conforme nos consolidemos todos en las respectivas responsabilidades que ahora mismo ocupamos.

En cuanto a las relaciones con el Ministerio de Justicia, ¿son más fluidas que con el Ministerio de Hacienda?

Son similares. Las mutualidades son organismos autónomos que, por su propia definición, no son dependientes de los ministerios a los que se adscriben y las relaciones son, dentro del marco de colaboración y de inserción de organismos en la estructura ministerial, normales en ambos casos.

Me refería al funcionamiento, ¿es más fluido uno que otro o son similares?

Muy similares. Son organismos administrativos y, por lo tanto, se encuentran insertos dentro de lo que es la estructura administrativa de cada uno de los ministerios.

Su cese en Muface se produjo en una de las mayores crisis que ha vivido la mutualidad, acusada de recortar en cuadros médicos y servicios asistenciales.

Bueno, como refleja el Boletín Oficial del Estado (BOE), no fue un cese, sino que decidí poner a disposición del Ministerio de Hacienda la responsabilidad que ostentaba en Muface y fue, por lo tanto, a petición propia. No obedecí a ningún tipo de razón de índole profesional sino a circunstancias estrictamente personales.

Viendo los datos de lo que sucedió con Muface, se sabe, por ejemplo, que el remanente de tesorería se redujo a más de un 80 por ciento durante la etapa en la que usted estuvo al frente. ¿A qué se debió? ¿Cómo trató de solucionar ese desabastecimiento?

El remanente de tesorería no es una variable importante dentro del marco de los organismos de la Administración del Estado, es decir, que no impacta en cuanto a la atención de las obligaciones que vienen reconocidas por las mutualidades y no es determinante en la gestión del organismo, como sí puede afectar a otros ámbitos como el sector privado. Así lo tiene estipulado Muface por ley.

La devolución del colectivo de las mutualidades ha sido la que hemos tenido estos últimos años, es decir, ha habido un periodo en el que se produjo un retraimiento de la oferta pública de empleo (OPE) que, ahora mismo, se ha vuelto a recuperar. En el ámbito de Mugeju ha sido aún menor en relación a las plazas de funcionarios de Administración de Justicia que se han venido ofertando durante los últimos años.

Gustavo Blanco, durante su entrevista en el plató de Sanitaria 2000.

Gustavo Blanco, durante su entrevista en el plató de Sanitaria 2000.


Y en cuanto a las entidades aseguradoras sanitarias que han decidido retirarse en los últimos años, ¿a qué razón lo atribuye usted? ¿Han intentado retenerlos? ¿Cómo se vivió esto desde la dirección de Muface?

Desde la dirección de Muface no se vive de ninguna manera, es decir, el Estado oferta unas condiciones, hace unos pliegos y son las empresas privadas las que, dentro de su ámbito empresarial, deciden concurrir o no a una determinada oferta. Por lo tanto, son decisiones que se establecen o se enmarcan dentro del ámbito empresarial de cada compañía.

Evidentemente, como gestores de las mutualidades o cuando se desempeña un puesto de responsabilidad en la contabilidad administrativa, uno tiene que conjugar el interés de la defensa del mutualista -que es primordial- con que sea atractivo. Y dentro de ese margen, tratar de que el mayor número de compañías posible subscribe a los conciertos. Cuando una compañía no suscribe un concierto solo es una decisión empresarial que no puedo entrar a valorar. Cada uno toma las decisiones que consideran más óptimas para su gestión.

Desde su visión personal, ¿a qué se debe que la mayor parte (cerca del 80 por ciento) de los mutualistas elija cada año asistencia sanitaria privada en lugar de pública?

En este caso, también es difícil establecer reglas generales, puesto que cada funcionario tiene la posibilidad de elegir la compañía de la que recibe la asistencia sanitaria o de lo contrario, lo hacen a través del sistema público cada enero. Con lo cual, concurren razones de naturaleza personal entre el funcionariado para escoger una compañía u otra que tampoco puedo valorar. Lo que sí podemos afirmar es que a la vista de estos datos, el mutualismo administrativo es un modelo de éxito, querido por los funcionarios, valorado y, desde luego, que se encuentra completamente garantizado.

¿Cómo valora el mandato de la anterior gerente de Mugeju, Celima Gallego?

Durante su periodo en Mugeju, Celima Gallego ha desempeñado su labor de forma responsable y adecuada y no tengo más que palabras de agradecimiento institucional por la labor realizada en los últimos años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.