Tarazona: "Una reversión suma incertidumbre a la que ya genera la pandemia"

La nueva CEO de Ribera Salud defiende que es el momento de que sanidad pública y privada estén más unidas que nunca

Elisa Tarazona, CEO de Ribera Salud.
Tarazona: "Una reversión suma incertidumbre a la que ya genera la pandemia"
lun 26 octubre 2020. 18.20H
Ribera Salud, uno de los principales grupos hospitalarios privados que opera en España, cuenta desde la semana pasada con una nueva consejera delegada, la hasta ahora directora de Operaciones, Elisa Tarazona. Tras dos décadas en la compañía y con el ascenso de Alberto de Rosa a director ejecutivo europeo de Centene, Tarazona tiene por delante un enorme reto. Va a tener que pilotar a una de las grandes compañías sanitarias en un entorno pandémico inédito para todos. Además, la Comunidad Valenciana, como ya hiciera con Alzira, sigue adelante con la reversión del Departamento de Salud de Torrevieja, gestionado por Ribera Salud, a pesar de la situación que atraviesa el país con el Covid-19. Elisa Tarazona concede su primera entrevista como CEO de Ribera Salud a Redacción Médica, donde desgrana las claves de la estrategia a futuro del grupo y cómo ve el estado de la colaboración público-privada en sanidad en España.

Antes de nada, enhorabuena por el nombramiento. ¿Cómo se siente con su nueva responsabilidad?

Con ilusión, responsabilidad y muchas ganas de consolidar el modelo de salud responsable de Ribera Salud, gracias a los actuales proyectos y también a los nuevos y apasionantes que abordaremos próximamente.

¿Qué objetivos se marca como nueva CEO de Ribera Salud?


"Estoy decidida a dar un impulso estratégico a la innovación"


Nos importan las personas y por eso ahora mismo el principal objetivo es hacer frente a esta crisis sanitaria, garantizando una atención excelente a la ciudadanía y la seguridad de pacientes y profesionales. Además, estoy decidida a dar un impulso estratégico a la innovación, con la consolidación de nuestros modelos predictivos y preventivos en todas las áreas asistenciales; a estrechar aún más si cabe la relación con las comunidades a las que atendemos para afianzar nuestro modelo de salud poblacional y participativa; a crear nuevas acciones encaminadas a la educación para la salud y el bienestar de la población; y a seguir trabajando en la personalización y humanización de la atención a los pacientes. Porque cada ciudadano y ciudadana es único y especial.

¿Y cuáles son los mayores retos a los que cree que deberá hacer frente?

Sin duda, el reto más urgente es mantener la calidad asistencial en el contexto de una pandemia mundial como la que vivimos, tal y como hasta ahora hemos hecho. Y para ello es fundamental ir un paso por delante del virus, ser ágiles en la toma de decisiones y adaptarnos con rapidez a las circunstancias. Sobre todo, para proteger a nuestros profesionales y garantizar la mejor atención a la población, pensando en el paciente Covid pero también en el no-Covid. Por eso, el segundo reto que me planteo es extender y consolidar nuestro Programa de Salud Poblacional a todas las áreas y centros que gestionamos, ya está dando unos resultados muy positivos en los departamentos en los que trabajamos hace años. Es muy importante seguir atendiendo con calidad, agilidad y sensibilidad a pacientes con otro tipo de patologías, que no son Covid. Y el tercer gran reto es continuar apostando por la innovación y la tecnología en aplicaciones diarias que mejoran la atención a nuestros pacientes y facilitan el trabajo a nuestros profesionales.

¿Cuál de las apuestas del anterior CEO, Alberto de Rosa, va a mantener al frente de Ribera Salud, y qué novedades buscará introducir?

Los principios y valores de Ribera Salud son los cimientos de nuestra organización y, por eso, voy a apostar por la continuidad en la estrategia que nos ha convertido en un grupo sanitario de referencia en todo el mundo. Además, la estructura organizativa de Ribera Salud es fuerte y tenemos un equipo comprometido y muy válido, del que estoy profundamente orgullosa. Pero sin duda, afrontamos una etapa compleja, una crisis sanitaria con la que llevamos lidiando ya ocho meses. Y creo que nos esperan meses de incertidumbre y cambios a los que hemos de ser capaces de adaptarnos. Al mismo tiempo, Ribera Salud va a apostar por seguir creciendo y extender nuestro modelo de salud, integrando la singularidad de cada proyecto y fomentando las sinergias que nos hacen cada vez más plurales y, en mi opinión, más completos. Las novedades irán siempre orientadas a ofrecer la mejor calidad asistencial a los pacientes.

¿Tiene Ribera Salud planeado abrir nuevos hospitales en España?

El grupo Ribera Salud, como su accionista de referencia Centene Corporation, está muy comprometido con la apuesta por el crecimiento en España. Y también en Europa, como ha demostrado con el nombramiento de Alberto De Rosa como director ejecutivo europeo. Poco antes del inicio de esta pandemia, en el último trimestre de 2019, incorporamos el Hospital Povisa, en Vigo, empezamos a gestionar el Hospital de Santa Justa (Badajoz) y adquirimos una clínica de cirugía de alta especialización en Praga, a través de nuestra plataforma en Centro Europa. Y en 2020 hay varios proyectos que muy pronto se presentarán bajo el paraguas de Ribera Salud.

La digitalización es presente y futuro de la sanidad, ¿seguirá el grupo ahondando en ella?


"Deberíamos hablar siempre de rentabilidad en términos de salud para la ciudadanía"


Sin duda. Nuestra filial tecnológica FutuRS cumple ahora un año y cuenta ya con más de 150 profesionales. La previsión es prácticamente duplicar la plantilla en los próximos meses y abrir una nueva oficina en Madrid antes de terminar este 2020, debido al volumen de proyectos que tiene en marcha relacionados con desarrollos, modelos predictivos y aplicaciones, en los que la inteligencia artificial y el análisis y tratamiento de datos son clave. La digitalización por la que apostamos hace años ya ha sido clave para abordar la crisis del Covid en nuestros centros. Nos ha permitido garantizar la asistencia a nuestros pacientes gracias a nuestro portal de salud, la atención telemática y el control en remoto de pacientes crónicos, a través de dispositivos, como por ejemplo, las pulseras de actividad que hemos empezado a facilitar a pacientes con insuficiencia cardíaca. Además, hemos reforzado nuestra apuesta por la innovación con la elección de tres nuevas startups del ámbito sanitario, dentro del proyecto Corporate de Lanzadera, para ayudarles en el desarrollo final de sus aplicaciones. En unos meses, les ayudaremos a poner en marcha los correspondientes proyectos piloto en hospitales y áreas de salud que gestionamos.  

¿Considera que el coronavirus va a suponer un punto de inflexión en la colaboración público-privada en sanidad?

La colaboración público privada ha sido clave en la gestión de esta pandemia. Yo solo puedo hablar por los centros sanitarios de Ribera Salud, pero creo que hemos crecido y mejorado como personas y como profesionales y nuestros pacientes y sus familias así nos lo han hecho saber con sus mensajes y reconocimientos. Además, en todo momento hemos demostrado generosidad, compromiso con las comunidades que atendemos y con los gobiernos locales y regionales, facilitando el intercambio de información y poniendo a nuestros profesionales al servicio de la Salud Pública. Durante la primera ola de la pandemia nos volcamos con las residencias de mayores y reforzamos la hospitalización domiciliaria y la atención a domicilio. Y así seguimos en la actualidad. Todo ello es posible gracias al esfuerzo y dedicación de nuestros profesionales. Y creo que en general, todo el sector privado, se ha volcado y se sigue volcando a día de hoy en esta pandemia, demostrando que hay una única sanidad, donde se deben aprovechar todos los recursos por la salud y el bienestar de la población.

La Comunidad Valenciana siguió adelante con la reversión de Alzira, a pesar de que los resultados en salud decían lo contrario, y van a hacer lo mismo con Torrevieja. ¿Qué hacer cuando las decisiones políticas se sobreponen a los datos? ¿Queda alguna salida? ¿Qué debe hacer la sanidad privada para eliminar su estigma?


"La colaboración público-privada defiende de forma tajante la sanidad pública"


En medio de una pandemia, lo que debemos hacer en Torrevieja y en cualquier otro sitio es trabajar todos juntos y de manera coordinada para hacer frente, desde la unidad, a una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes. Creo que no debería añadirse más incertidumbre a la que ya de por sí genera esta pandemia. Estamos viendo otra vez cómo de una semana para otra la vida nos cambia y hemos de ser capaces de adaptarnos. Por eso pienso que la incertidumbre que genera una reversión a pacientes y profesionales no es lo más acertado en este momento. A esto hay que añadir los datos objetivos sobre resultados de salud, listas de espera y eficiencia que todos conocemos de informes y auditorias oficiales. Ahora es el momento de que todos nos preocupamos por la salud y por lo que esta influye en otros contextos.

¿Hasta qué punto podría la sanidad privada ayudar a reducir listas de espera? ¿Sería esta colaboración rentable para el SNS?

Deberíamos hablar siempre de rentabilidad en términos de salud para la ciudadanía. Es importante reducir las listas de espera porque hay pacientes que por el Covid han sufrido un retraso importante en la atención y el diagnóstico que pueden provocar una morbilidad más compleja en varías patologías cardiovasculares, neurológicas y oncológicas, entre otras. Por eso es muy importante que todos los actores del sector salud nos entendamos y trabajemos juntos, para que de este modo los ciudadanos sean atendidos en tiempo y forma, también en tiempos de pandemia. En mi opinión la colaboración público-privada defiende de forma tajante la sanidad pública ya que implica que el modelo continúe ofreciendo cobertura universal y gratuita pero, con una asistencia excelente, responsable y sostenible a largo plazo. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.