El proyecto APLO (Quirónsalud), premio IESE Excelencia Operativa en Gestión

APLO diseña, implementa y optimiza las trayectorias asistenciales para el paciente apoyándose en TICs

Javier Arcos, coordinador de la UICO
El proyecto APLO (Quirónsalud), premio IESE Excelencia Operativa en Gestión
vie 11 septiembre 2020. 12.20H
El proyecto “APLO. Nuevo modelo asistencial en aparato locomotor”, desarrollado por los Servicios de Traumatología y Rehabilitación de los Hospitales Públicos gestionados por Quironsalud en Madrid con el apoyo de la Unidad de Innovación Clínica y Organizativa (UICO) de esta red asistencial, acaba de ganar el Primer Premio Novartis IESE Excelencia Operativa en Gestión Sanitaria en la categoría “Iniciativas innovadoras de mejora de procesos asistenciales que aporten eficiencia al sistema”.

El galardón, con el que se reconoce a las organizaciones que están contribuyendo a la excelencia y a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud a través de la innovación y las buenas prácticas en la gestión, avala así la filosofía y las numerosas líneas de trabajo para mejorar la atención a los procesos del aparato locomotor que se están desarrollando en los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba (Collado Villalba) dentro de este proyecto.

APLO es una “apuesta estratégica de la organización por un modelo asistencial y organizativo centrado en mejorar los resultados finales e incrementar el valor aportado, tanto a los pacientes como a la organización”, explica Javier Arcos, coordinador de la UICO, indicando que este modelo se diseñó para el aparato locomotor por la alta prevalencia de problemas de salud en el mismo, su gran variabilidad organizativa y en la práctica clínica real y la ausencia de métricas de resultados en salud implantadas de forma estructurada, lo que “abre la posibilidad de introducir nuevas formas organizativas e innovaciones en la práctica médica, tanto a través de los sistemas de información como en los roles de muchos profesionales”.

“Se trata -concreta- de diseñar e implementar anticipadamente y así optimizar las trayectorias asistenciales para el paciente apoyándose en tecnologías de información y comunicación (TIC), la realización de cambios organizativos y de roles, y la aplicación de criterios de escalabilidad y aprendizaje y de trabajo en red que se traduzcan en mejorar los resultados finales de todos los procesos de aparato locomotor, tanto en materia de seguridad clínica, salud y calidad de vida, como en eficiencia y sostenibilidad, experiencia y voz del paciente y satisfacción de los profesionales”.

Evaluación de resultados en salud (E-Res Salud): PROMs y PREMs


Para ello, APLO integra a profesionales de todas las disciplinas implicadas en el abordaje de las patologías del aparato locomotor, gestores y pacientes, e incorpora, entre otras líneas de trabajo, la estandarización de procesos a través de vías clínicas implantadas en la Historia Clínica Electrónica (HCE) y en el Portal del Paciente, y la evaluación de resultados en salud PROMs y PREMs (medición de resultados y experiencias, respectivamente, percibidos por los pacientes) con cuestionarios específicos apoyados en el Portal del Paciente (aplicación de desarrollo propio), “una nueva forma de trabajar en nuestra red de hospitales que ha llegado para quedarse y que nos ayudará mucho en ese objetivo de mejora continua de los procesos asistenciales”, apunta Arcos.

A juicio del coordinador de la UICO, lo más innovador del proyecto es el “cambio cultural” que ha generado en el equipo clínico y de todas las áreas implicadas en el diseño de los procesos: “el hecho de que, basándose en una relación muy transversal dentro del grupo de trabajo, sean los propios clínicos quienes, con ayuda de los sistemas de información, los directivos y los cambios organizativos, estén detectando los problemas, proponiendo las soluciones y diseñando las trayectorias de los pacientes”. “Es un diseño clínico apoyado por gestores donde se cuenta con la voz de los pacientes”, ahonda.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.