16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El Hospital Universitario HM Madrid pone en marcha una Unidad de Nutrición

Tratará afecciones como la intolerancia a la lactosa y estará dirigida por Luján Soler

Luján Soler.
El Hospital Universitario HM Madrid pone en marcha una Unidad de Nutrición
lun 28 mayo 2018. 19.00H
Redacción
El Hospital Universitario HM Madrid ha puesto en marcha una Unidad de Nutrición que estará dirigida por Luján Soler y que cuenta con un equipo multidisciplinar compuesto por especialistas en Nutrición, Aparato Digestivo, Alergología, Dermatología y Ginecología. La experiencia de estos profesionales, unida a la posibilidad de realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias en dicho hospital "permite dar una respuesta satisfactoria a los pacientes, logrando mejorar su estado de salud y su calidad de vida", ha explicado el grupo hospitalario en una nota.

La nutricionista y directora de la Unidad, Luján Soler, destaca que "cada vez hay más diagnóstico de intolerancia a la lactosa y la fructosa, en donde la prevalencia de estas dos puede llegar hasta el 50 por ciento de la población. En cuanto a las alergias alimentarias, son más frecuentes en niños, pero cada vez vemos a más adultos diagnosticados y en la mayoría de los casos, son multialérgicos. Por prevalencia, seguiría la enfermedad celíaca y luego por supuesto hay otros casos pero menos frecuentes como por ejemplo la esofagitis eosinofílica o la intolerancia a la trehalosa". Asimismo, la importancia de un diagnóstico precoz radica en la reducción de complicaciones secundarias, menor grado de desnutrición y además mejor adherencia al tratamiento.

El primer paso ante la sospecha de sufrir algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria debe ser acudir al médico general, quien en los casos que considere oportuno derivará al especialista, para que sea éste quien tras una exploración, el estudio de la historia clínica del paciente y sus antecedentes y la realización de pruebas diagnósticas determine si sufre algún tipo de alergia o intolerancia. A este respecto el método más utilizado para diagnosticar las intolerancias a la lactosa y la fructosa es el test de hidrógeno espirado, en las alergias alimentarias, principalmente las pruebas cutáneas y en la enfermedad celíaca, el análisis de sangre.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.