La penetración del seguro sanitario privado ha aumentado tres puntos porcentuales en la comunidad



24 nov 2015. 16.56H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Barcelona
El gasto sanitario privado en Cataluña ha crecido en 14.168 millones de euros en diez años, al pasar de 12.896 millones de euros –un 2,05 por ciento del PIB- en 2000, a generar 27.064 millones de euros –un 2,63 por ciento del PIB- en 2012, su punto más álgido en la última década.

El director general del IDIS, Manuel Vilches.

Esta es una de las principales conclusiones que se desgranan del V Informe ‘Análisis de la situación 2015’, elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) y presentado este martes en Barcelona por su director, Manuel Vilches, junto al director general de la Asociación Catalana de Entidades de la Salud (ACES), Lluís Monset.

En este documento también se detalla que la penetración del seguro sanitario privado ha aumentado tres puntos porcentuales en Cataluña, al pasar del 26 por ciento en 2012 al 29 por ciento en 2013. Sin embargo, el gasto público per cápita ha caído 59 euros, de 1.157 a los 1.098 euros en el mismo periodo, según los datos del Servicio de Estadísticas y Estudios del Sector Seguros en España (ICEA) y el Ministerio de Sanidad, respectivamente.

Baja la inversión pública

Por otro lado, el gasto sanitario español total -público y privado- ha sido del 9,29 por ciento en 2012, por encima de la media de la OCDE, que es del 9,27 por ciento, repartido por un 2,63 por ciento de gasto privado y un 6,67 por ciento de público, siendo éste último el porcentaje más bajo de los países vecinos, aunque por encima de República Checa y Polonia, ha subrayado el director del IDIS.

El mismo informe estima en 8.606 millones de euros el montante que ahorran a la sanidad pública los usuarios con pólizas que solo utilizan el sistema privado, y los que hacen un uso mixto permiten ahorrar 4.078 millones de euros, según datos elaborados a partir de ICEA.

Pacto por la sanidad

En el acto, Vilches ha pedido un gran pacto por la sanidad en el que estén incluidos todos los agentes públicos, privados y las fuerzas políticas. “Seguiremos ofreciendo esa colaboración y mano tendida para sostener este Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Según él, el sector privado debe ser visto y considerado como un aliado fundamental del sector público, y ha defendido un marco de referencia sólido en planificación y relaciones a medio y largo plazo con el fin de evitar “duplicidades e ineficiencias” y hacer más sostenible el sistema.

“Toda la sanidad de financiación pública debe seguir siendo pública, pero tenemos que dejar de preocuparnos por la titularidad de la provisión y pensar en la calidad de la asistencia”, es decir, en un servicio más cercano, más asequible, con la misma calidad asistencial pero ajustado en costes.

ENLACES RELACIONADOS:

Gasto sanitario: los catalanes ponen de su bolsillo el doble que los extremeños (15/09/15)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.