Dos modernas terapias abren la puerta a tratar la anorexia nerviosa

El Hospital Ruber Internacional ofrece técnicas como la estimulación cerebral, que mejoran los síntomas

Gonzalo Martín Peña, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ruber Internacional.
Dos modernas terapias abren la puerta a tratar la anorexia nerviosa
lun 13 enero 2020. 10.45H
La anorexia nerviosa es una enfermedad que afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes, con menos de 20 años, pero que tampoco respeta otras edades ni a los varones.

La manifestación principal es de un trastorno en la percepción de la imagen corporal (las pacientes no se ven delgadas), y miedo o rechazo a comer que ocasiona una pérdida de peso importante que puede llegar a la desnutrición y se acompaña de otros problemas psicológicos como ansiedad, depresión, conductas obsesivas y rechazo social que distorsionan la vida de las pacientes y sus familias provocando un gran sufrimiento por ambas partes y, en ocasiones una enorme frustración en el médico especialista que no tiene recursos terapéuticos para tratar las pacientes más graves.

Tal y como explica Gonzalo Martín Peña, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ruber Internacional, “esta situación es especialmente angustiosa al producirse en una edad muy importante para el desarrollo emocional, personal y profesional de las pacientes que, en esta época critica de la vida, tienen que sentar las bases de su futuro en todas estas áreas”.

Mejora en el estado emocional


Según reconoce el especialista del Hospital Ruber Internacional, Gonzalo Martín Peña, “recientemente el avance en las neurociencias y las técnicas de imagen con la resonancia magnética funcional han encontrado alteraciones en la función de algunas áreas cerebrales relacionados con la enfermedad y los trastornos psicológicos, estableciendo una fase funcional y anatómica que puede ser de importancia en el tratamiento de las enfermas más graves”.

El avance en métodos quirúrgicos muy sofisticados, precisos y poco agresivos como la estimulación cerebral profunda o técnicas menos cruentas como la cingulotomia con Gamma knife (procedimiento de radiocirugía), han permitido una mejoría funcional importante en más de la mitad de las pacientes con trastornos más graves. “Es cierto que estas técnicas solo permiten  una ganancia moderada en el peso, pero consiguen un mejoría importante en el estado emocional que alivia el sufrimiento de estas pacientes y mejora su situación anímica e intelectual facilitando hacer una vida más normal y poder aprovechar unos años de vida críticos para su futuro que de otra forma serian irrecuperables”, asevera el doctor.

El Hospital Ruber Internacional "es el único centro existente en España con este sistema de radiocirugía Gamma Knife", según el propio centro. Sus especialistas de los Servicios de Neurocirugía, Roberto Martínez y Cristina Torres, así como de la Unidad de Pediatría y Adolescencia, José Casas, han tratado a numerosas pacientes y han realizado varias publicaciones y participado en diferentes reuniones nacionales e internacionales que avalan la eficacia de esta tecnología.

TAGS

Anorexia
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.