Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20
Empresas > Privada

Competencia autoriza la compra de Quirónsalud por parte de Fresenius

El organismo no pone condiciones a la adquisición al entender que no altera la libre competencia de la sanidad privada

Stephan Sturm, presidente del Consejo de Administración de Fresenius.
Competencia autoriza la compra de Quirónsalud por parte de Fresenius
Redacción
Viernes, 23 de diciembre de 2016, a las 11:00
La compra del Grupo Quirónsalud por parte de Fresenius Helios es ya una realidad. Tal y como ha informado la multinacional alemana a través de un comunicado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dado su visto bueno a la operación “sin poner condiciones”, al entender que no altera la libre competencia del mercado sanitario privado español.

La adquisición definitiva tiene previsto que se cierre el 31 de enero de 2017, (tras el pago de 5.760 millones de euros), por lo que a partir de febrero, nacerá el mayor grupo sanitario de Europa, con más de 100.000 empleados y 155 centros sanitarios. Este nuevo ‘gigante’ privado mantendrá ambas marcas: Quirónsalud en España y Helios en Alemania y, según confirmaron fuentes cercanas de la operación a Redacción Médica, Víctor Madera seguirá al frente del grupo tras la compra, así como su actual equipo. Todos ellos se integrarán en la nueva estructura para ser parte del proyecto de consolidación internacional, del que Quirónsalud se encargará de dirigir los proyectos para Latinoamérica.

Dada la importancia de la integración, con el correspondiente incremento de actividad y resultados, Fresenius hará públicos nuevos objetivos en unas semanas y publicará los resultados completos del ejercicio de 2016 a finales de febrero de 2017. En el último año, las ventas de Fresenius ascendieron a 27.600 millones de euros y hasta septiembre de 2016, contaba con más de 230.000 empleados en todo el mundo.

Tras este movimiento empresarial, Quirónsalud cambia de ‘dueña’. El fondo de capital riesgo británico CVC deja de ser la accionista de referencia y da paso a la alemana Fresenuis, cuyo principal accionista es la fundación sin ánimo de lucro Else Kröner-Fresenius-Stiftung, que tiene como objetivo la investigación médica y el desarrollo de proyectos médico-humanitarios.