14 nov 2018 | Actualizado: 16:40

Asisa, primera entidad no académica en la cátedra de la Unesco en bioética

La aseguradora formará parte de la red a través de un convenio especial en el que han sido pioneros a nivel mundial

María Tormo y Enrique de Porres, presidenta del Comité de Bioética y consejero delegado de Asisa, respectivamente.
Asisa, primera entidad no académica en la cátedra de la Unesco en bioética
mar 29 mayo 2018. 11.30H
Pablo Rodríguez
Miguel Fernández de Vega
El ejercicio diario de la Medicina viene acompañado, a veces, de conflictos éticos a los que los facultativos deben enfrentarse solos y sin ninguna referencia. Conscientes de estas circunstancias, desde Asisa impulsaron en 2008 la creación de un Comité de Bioética en el seno de la aseguradora que ayudase a sus profesionales ante este tipo de situaciones, un órgano que ahora, 10 años después, ha visto premiado su esfuerzo y visión de futuro con un reconocimiento internacional

Y es que Asisa se ha convertido en la primera organización no académica en formar parte de la Cátedra de la Unesco en Bioética a través de un convenio especial de colaboración en el que han sido pioneros a nivel mundial. "Este acuerdo es consecuencia de haber sido la primera institución privada en poner un comité de bioética en España, porque somos una cooperativa de médicos, conocemos de primera mano estas situaciones y le damos mucha importancia", ha explicado Enrique de Porres, consejero delegado de la aseguradora, en la rueda de prensa en la que la compañía ha informado del acuerdo. 

Enrique de Porres, consejero delegado de Asisa.

María Tormo, presidenta del Comité de Bioética.


"Teníamos detrás una importante actividad formativa, aunque no fuésemos una entidad académica, y eso nos respaldaba, porque desarrollamos ponencias, clases en bioética e incluso hemos editado libros en la materia, y todo ello nos sirvió de respaldo cuando la Unesco examinó si podíamos colaborar con ellos", ha informado María Tormo, presidenta del Comité de Bioética de Asisa.

El contacto con la Cátedra de la Unesco en Bioética se produjo como consencuencia de la actividad del propio comité de Asisa, que tiene entre sus funciones buscar la colaboración con otros órganos de esta naturaleza. Así, llegaron hasta el organismo internacional que, tras conocer la labor que desarrollaban Tormo y su equipo dentro de la aseguradora, se interesó en colaborar con ellos. 

"La opción de transgredir la ética con los avances tecnológicos es cada vez mayor. De ahí la importancia del Comité y del convenio"



"La Unesco nos reconoce como interlocutores, lo que para nosotros es todo un hito y un prestigio para nuestra casa. No todos los días una organización mundial te pide que trabajes con ellos", ha destacado Tormo, quien también ha informado de que, al tratarse del primer convenio que realizaba la institución de las Naciones Unidas con una entidad no académica, fue la propia Asisa la que se encargó de redactar el borrador del acuerdo.

Líneas estratégicas del acuerdo 

El convenio de colaboración suscrito por la Unesco y Asisa recoge que ambas organizaciones apoyarán la docencia e investigación en el campo de la salud, la asistencia social y las ciencias sociales, desarrollarán actividades en apoyo de coletivos desfavorecidos y fomentarán la difusión de la asistencia sanitaria y social

Asimismo, la aseguradora española se compromete a fomentar específicamente el desarrollo de la disciplina de la Bioética en España a través de todo su dispositivo asistencial, para lo que organizará conferencias, cursos y seminarios dirigidos tanto a profesionales de la compañía como al público en general. Además, la empresa sanitaria también ha contraído la obligación de traducir al español toda la documentación que produzca la Cátedra de la Unesco sobre esta materia. 

Labores del Comité

De Porres y Tormo han explicado que las funciones del Comité de Bioética de Asisa siguen dos líneas de actuación. En primer lugar consultiva, una labor para la que los facultativos de la aseguradora hacen llegar sus dudas a través de diversos medios de comunicación, y el órgano tiene la obligación de responder en determinados plazos en función de la urgencia de la consulta. En segundo lugar, y a partir de estas solicitudes de asesoramiento, se crean documentos formativos para aquellos casos que el equipo de Tormo considera que pueden ser recurrentes. Y, en cualquiera de ambos casos, estas actividades están exclusivamente dirigidas a trabajadores de la aseguradora.

"Para nuestros profesionales este acuerdo es un estímulo, y ese es nuestro premio, que los valores prevalezcan por encima de otras cosas en la práctica clínica. Pues ésta es cada vez más compleja, y la posibilidad de transgredir la ética con los avances tecnológicos es cada vez mayor, y por ello creemos tanto en la pertinencia del Comité como del convenio. Que un médico tenga que asumir por sí solo determinadas decisiones es complejo, por ello pensamos que este órgano es un apoyo necesario para que se sientan acompañados", ha concluido De Porres. 

Porres y Tormo, en un momento de la rueda de prensa.

Enrique de Porres y  María Tormo, en un momento de la rueda de prensa.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.