Sanidad indica que si la madre es positivo o está en periodo de incubación deberá ser separada del bebé

Viruela del mono en recién nacidos: 21 días de seguimiento y cero lactancia


09 ago 2022. 10.00H
SE LEE EN 5 minutos
Los recién nacidos de madres con infección activa por viruela del mono o en periodo de incubación durante el momento del parto deberán ser estudiados al nacimiento. Además, y deberá hacerse un seguimiento durante los primeros 21 días de vida para evaluar el potencial riesgo de transmisión perinatal. Así lo indica un nuevo documento sobre el manejo de esta enfermedad en niños remitido por el Ministerio de Sanidad elaborado en coordinación con las sociedades científicas.

El mismo informe recuerda que en el momento actual se desconoce si la infección por viruela del mono puede transmitirse por lactancia materna. Es por ello que, y hasta nuevas recomendaciones, parece razonable contraindicar la lactancia materna si la madre presenta infección activa o se encuentra en periodo de incubación. Sanidad explica que la madre que así lo desee podrá extraerse leche y desecharla hasta que ésta se considere no contagiosa o haya finalizado su aislamiento. En ese momento se podrá reanudar la lactancia con pecho directo. Se valorará administrar leche materna si la PCR a viruela del mono en leche materna es negativa. Si el recién nacido se infecta se podrá reanudar la lactancia con pecho directo.

Muestras de madre y bebé


Para el estudio de la transmisión vertical se recomienda recoger las siguientes muestras de la madre en el momento del parto y realizar PCR de viruela del mono: frotis de lesiones cutáneas, frotis orofaríngeo, frotis de mucosa vaginal, placenta (PCR MPXV y anatomía patológica), sangre de cordón, orina y leche materna.

Al recién nacido se le deberá realizar una exploración física exhaustiva con una valoración neurológica al nacimiento, una somatometría incluyendo perímetro cefálico, y se deberán recoger las siguientes muestras y realizar PCR de viruela del mono: orina, frotis orofaríngeo, frotis de lesiones mucocutáneas sospechosas si están presentes al nacimiento o aparecen durante el seguimiento, LCR únicamente si clínica neurológica y analítica general (hemograma y bioquímica).

Durante su estancia en el hospital, si la madre es positivo en viruela del mono o es considerada contacto estrecho de un caso confirmado de infección y, por tanto, se encuentra en un posible periodo de incubación en el momento del parto, se deberán seguir las medidas las medidas de prevención frente a la transmisión por vía aérea y de 5 de agosto de 2022 14/17. Si está indicado porque se trata de un caso confirmado, se indicará el aislamiento. 

Casos en los que bebé y madre serán separados


El recién nacido requerirá separación de su madre mientras esta se encuentre en periodo de transmisibilidad. Se considerará contacto estrecho y se seguirán las recomendaciones para contactos estrechos del Protocolo para la detección precoz y manejo de casos ante la alerta por viruela de los monos en España. En el caso de infección materna resuelta por viruela del mono en cualquier trimestre de la gestación y que ya haya terminado el periodo de transmisibilidad en el momento del parto el recién nacido puede permanecer con la madre y no requiere aislamiento al no considerarse contacto estrecho. No obstante, si desarrolla síntomas, pasará a ser caso en investigación y requerirá estudio y aislamiento junto con su madre.

Si el estudio realizado al recién nacido es positivo se considerará caso confirmado y podrá estar en la habitación con su madre, pero deberán mantener las precauciones de aislamiento de contacto y aéreas hasta el final del periodo de transmisibilidad (hasta que todas las lesiones cutáneas hayan desaparecido y se hayan reemplazado por piel sana).

Durante su ingreso, si no puede permanecer con su madre, el neonato podrá ser atendido por cuidadores que no sean contacto estrecho de la madre con las medidas de control y precaución recomendadas, cuidadores que ya hayan pasado la enfermedad y terminado el periodo de aislamiento o por la madre cuando ésta termine el periodo de aislamiento, si es caso confirmado o las recomendaciones para contactos estrechos en su caso.

Descartar el desarrollo de secuelas


Una vez dado de alta, el bebé de una madre con infección activa por viruela del mono o en periodo de incubación deberá seguirse al alta en la consulta externa de Pediatría/ Infecciosas al menos durante los primeros 21 días de vida. El Ministerio de Sanidad recuerda que la cuarenten no está indicada en los contactos estrechos por lo que los recién nacidos que pudieran haber estado en contacto con el virus no tiene que realizar cuarentena en domicilio. No obstante, en el caso de que desarrollen síntomas, pasarán a ser caso en investigación y requerirán estudio y aislamiento inmediato.

Si el recién nacido resulta afecto de infección por viruela del mono de transmisión perinatal durante el embarazo requerirá seguimiento a largo plazo para descartar desarrollo de secuelas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.