26 de mayo de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:15
Especialidades > Pediatría

Vacunarse en el embarazo reduce el riesgo de contagio por gripe del bebé

Se trata de la primera investigación que demuestra que se trata de una práctica segura para el feto

El estudio ha sido llevado a cabo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta.
Vacunarse en el embarazo reduce el riesgo de contagio por gripe del bebé
Redacción
Miércoles, 21 de febrero de 2018, a las 17:50
Es mucho menos probable que los bebés contraigan gripe o tos ferina si sus madres se vacunan contra estas infecciones durante el embarazo. Así lo confirma un reciente estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta.

Tanto la gripe como la tos ferina son altamente contagiosas, y los bebés que contraen estas infecciones a menudo requieren hospitalización por complicaciones graves, como la neumonía. A pesar de que en muchos países recomiendan la vacunación contra la gripe y la tos ferina durante el embarazo para ayudar a proteger a los recién nacidos, hasta la fecha no se había presentado un estudio que garantizase la seguridad a largo plazo de esta práctica.

Los investigadores examinaron los datos de 413.034 bebés nacidos entre 2004 y 2014, incluidos 25.222 niños que fueron hospitalizados y 157 que murieron dentro de los primeros seis meses de vida. No encontraron ningún vínculo entre estas muertes u hospitalizaciones y las decisiones de las mujeres de vacunarse contra la tos ferina o la gripe durante el embarazo.

Vacunarse en el embarazo, una práctica segura

"Realizamos este estudio porque las mujeres embarazadas están especialmente preocupadas por cómo cualquier exposición durante el embarazo podría tener un impacto negativo en sus hijos", señala el autor principal del estudio, Lakshmi Sukumaran, de la oficina de seguridad de inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta. 

Vacunar a las mujeres durante el embarazo puede transferir cierta inmunidad a los recién nacidos y ayudar a protegerlos durante estos primeros meses de vida vulnerables, según investigaciones anteriores.

Los doctores de EEUU recomiendan que los bebés se vacunen contra la gripe cada año a partir de los seis meses y con cuatro dosis de la vacuna DTaP contra la difteria, el tétanos y la tos ferina a partir de los dos meses.

Los resultados también refuerzan la idea de que la vacunación de las mujeres embarazadas puede proteger a sus bebés, y deberían ayudar a convencer a las mujeres que dudan sobre las vacunas para que puedan vacunarse, apunta Kerrie Wiley, investigadora de Salud Pública de la Universidad de Sídney, en Australia.