13 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Londres lucha contra la obesidad infantil y dice no a la comida basura

Su alcalde plantea prohibir los anuncios de comida rápida en la red de transporte público

Sadiq Kahn, alcalde de Londres.
Londres lucha contra la obesidad infantil y dice no a la comida basura
lun 14 mayo 2018. 13.00H
Redacción
El alcalde de Londres, Sadiq Kahn, ha anunciado que planea prohibir los anuncios de comida basura en todas las redes de transporte público de la capital para enfrentar el problema de la obesidad infantil.


Casi el 40% de los niños londinenses entre 10 y 11 años padecen sobrepeso


La prohibición está dirigida a los comerciantes de comida rápida, cuyos productos tienen altos niveles de grasa, sal o azúcar, como McDonald's.

La epidemia de la obesidad infantil

"La obesidad infantil en Londres es una bomba de relojería y estoy dispuesto a actuar. Si no damos pasos contra ella no lo estaremos haciendo bien con nuestra gente joven, igual que ponemos una gran tensión en nuestro ya presionado servicio de salud", ha añadido.

Según una investigación del Parlamento británico, casi el 40 por ciento de los niños londinenses que tienen entre 10 y 11 años padecen sobrepeso u obesidad.

Presión por consumir comida rápida

Por otra parte, el National Centre for Social Research and Cancer Research de Reino Unido ha encontrado que la publicidad de comida no saludable, sobre todo cuando va dirigida a niños, crea una presión extra en éstos y en sus familias a la hora de elegir qué comer y beber.

"Quiero reducir la influencia y la presión sobre los niños y sus familias para tomar decisiones no saludables", ha explicado el alcalde de Londres. "Estoy dispuesto a ayudar a los londinenses a tomar decisiones saludables en cuanto a la comida, para ellos y sus hijos", ha añadido.


La red de transportes de Londres ingresó 20 millones por publicidad de comida y bebida el 2017


Ámsterdam, pionera

Esta iniciativa del alcalde de Londres es una parte importante de un borrador que incluye otras parecidas que ya han sido introducidas en Ámsterdam (Paíse Bajos) durante este año.

La publicidad de comida y bebida ha proporcionado unos ingresos al servicio de transportes de Londres de alrededor de 20 millones de libras el año pasado.

"Dos tercios de éstos ingresos provienen de la bebida y comida con altos niveles de grasa, sal y azúcar", según ha explicado un portavoz de la oficina de Kahn.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.