La ONT fija un nuevo estándar nacional para la donación infantil de órganos

Junto a la AEP pone en marcha un proyecto para optimizar e incrementar el número de donaciones en menores de edad

Beatriz Domínguez-Gil, directora general de la ONT (izquierda), y María José Mellado, presidenta de la AEP.
La ONT fija un nuevo estándar nacional para la donación infantil de órganos
mar 12 noviembre 2019. 16.25H
La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) han elaborado un documento que busca “estandarizar, optimizar e incrementar la donación pediátrica en España”.

En él reúnen recomendaciones desde el punto de vista ético hasta el técnico sobre qué pacientes pediátricos son candidatos a donante, cómo recoger el consentimiento paterno o del tutor, y los aspectos para valorar la donación en asistolia controlada, entre otros.

Precisamente en esta última cuestión hacen hincapié las dos organizaciones. Los trasplantes de órganos pediátricos revisten especial dificultad por la escasez de donantes disponibles, y aunque la donación en asistolia controlada es una realidad en el paciente adulto, en el pediátrico todavía queda camino por recorrer.

Acceda aquí al documento Recomendaciones nacionales sobre donación pediátrica


Donación en asistolia controlada


Según datos de la ONT, entre 2010 y 2018 se registraron un total de 284 donantes pediátricos, de los que el 96 por ciento lo fueron tras muerte encefálica y un 4 por ciento en asistolia controlada, que implica la retirada de medidas de soporte vital y una parada cardíaca esperada. El 93 por ciento de sus órganos son aprovechados (por el 86 por ciento de aquellos donantes en muerte encefálica).


"Para las enfermeras supone un estrés moral observar que los cuidados al final de la vida de los niños están sujetos a restricciones"


Es esta situación especial la que plantea diversos problemas éticos. “Para las enfermeras supone un estrés moral observar que los cuidados de final de vida de los niños que son donantes en asistolia están sujetos a algunas restricciones debidas al proceso de donación”.

Son niños que no se someten a un mayor número de intervenciones sino que se suspenden “en el entendimiento de que el niño moribundo está recibiendo cuidados paliativos destinados a aportar el máximo confort”.


Donación pediátrica y familias


Por ello, las familias suelen entender bien que la retirada de medidas debe hacerse en quirófano y se realizan otros tratamientos o pruebas diagnósticas para facilitar el trasplante.

“Aceptan y asumen estos inconvenientes porque están convencidos de que lo mejor que podría ocurrirles es que los órganos de su hijo donante fueran trasplantados con éxito”, explica el documento.

La mayoría de estos donantes tienen una edad entre 4 y 15 años, lo que pone de manifiesto que “hay un amplio margen de mejora en el ámbito de la donación en asistolia controlada pediátrica”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.