18 de octubre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 13:15
Especialidades > Pediatría

La obesidad infantil superará al peso por debajo de lo recomendable en 2022

Un estudio alerta de que esta 'epidemia' mundial se ha multiplicado por 10 en 40 años

El autor principal, Majid Ezzati.
La obesidad infantil superará al peso por debajo de lo recomendable en 2022
Redacción
Miércoles, 11 de octubre de 2017, a las 19:00
La obesidad infantil y adolescente se ha multiplicado por 10 en los últimos 40 años en todo el mundo, según una investigación elaborada por el Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El trabajo, publicado en la revista The Lancet, alerta de que, si no se cambian las tendencias, en 2022 habrá más jóvenes con obesidad que con insuficiencia ponderal, es decir, con peso por debajo de lo que se considera recomendable. Además, advierte de que la prevalencia global de la obesidad ha aumentado del 0,7 al 5,6 por ciento para las niñas y del 0,9 al 7,8 por ciento para los niños. Los datos también revelan que la epidemia de obesidad aumenta en los países de ingresos bajos y medios y que se ha estabilizado en los países de mayor ingreso.

Para llevarlo a cabo, se analizaron el peso y la talla de cerca de 130 millones de individuos mayores de cinco años, una cifra que lo convierte en el estudio epidemiológico que ha incluido al mayor número de personas. El objetivo era observar cómo había evolucionado el índice de masa corporal (IMC) entre 1975 y 2016.

Mayor riesgo de sufrir enfermedades

En palabras del autor principal, Majid Ezzati, "estas preocupantes tendencias reflejan el impacto de las políticas y la comercialización de alimentos en todo el mundo, que han hecho que los alimentos saludables y nutritivos sean demasiado caros para las familias y las comunidades desfavorecidas. Si la tendencia actual no varía, toda una generación de niños y adolescentes crecerá con la carga de la obesidad y tendrá un riesgo más elevado de sufrir enfermedades, como la diabetes".

El estudio incide en la necesidad de encontrar soluciones para que las familias y las comunidades desfavorecidas puedan acceder a alimentos saludables y nutritivos: "Además,  los países también deben establecer normas e impuestos para proteger a los niños de los alimentos malsanos", asegura el investigador.