Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Especialidades > Pediatría

La Aepap destaca el papel del pediatra contra la violencia en la familia

La asociación valora que los especialistas estén bien formados para reconocer las situaciones de riesgo

De izquierda a derecha, Narcisa Palomino, Concepción Sánchez Pina y Adriana Bonezzi.
La Aepap destaca el papel del pediatra contra la violencia en la familia
Redacción
Lunes, 13 de noviembre de 2017, a las 14:10
"Todas las formas de violencia en el ámbito familiar son una lacra que debemos ayudar a combatir con todos los recursos a nuestro alcance", ha asegurado la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap), Concha Sánchez Pina, durante la presentación de la mesa debate 'Situación de la violencia en el ámbito familiar', organizada por el propio organismo.

Durante su intervención, ha destacado el importante papel de los pediatras de AP contra cualquier forma de violencia ejercida contra los menores por parte de la primera institución que debería protegerles como es la familia: "El daño de estas formas de maltrato en la infancia tiene consecuencias a largo plazo en la salud de los menores, en los peores casos con daños irreparables, porque la muerte de un niño a consecuencia del maltrato supone un fracaso para la sociedad en su conjunto", ha recalcado.

Por su parte, la vicepresidenta de la asociación, Narcisa Palomino, ha señalado que las secuelas que pueden padecer los pequeños sometidos al maltrato pueden ser muy diversas, dependiendo de la capacidad de superación de los traumas que tenga el menor y la presencia de un progenitor protector, en la mayoría de casos la madre: "Desde consecuencias físicas, derivadas de traumatismos intencionados (hematomas, fracturas, lesiones en genitales…) hasta consecuencias psicológicas (depresión, ansiedad), síntomas funcionales (cefaleas, trastornos del sueño o pérdida del control de esfínteres), trastornos de la conducta y disminución del rendimiento escolar".

Además, ha destacado la importancia de que los profesionales estén bien formados para reconocer tanto las situaciones de riesgo como los indicadores de maltrato y, en su caso, notificarlos a las instancias que correspondan: "Los pediatras, como profesionales cercanos a las familias y que conocen al menor desde su nacimiento ocupan un lugar privilegiado en la detección del posible maltrato".

La especialista en relaciones institucionales sociosanitarias, Adriana Bonezzi, ha destacado que "es importante estar hoy hablando de maltrato en menores, porque las cifras son solo la punta del iceberg. Estar aquí hablando de ello es necesario y muy importante. Tienen que dejar de ser víctimas silenciosas y pasar a ser reconocidas como tal; y si no es con su voz, que sea con la nuestra".

Queda mucho por avanzar

Aunque en los últimos años se han dado grandes pasos para abordar el problema de los malos tratos en el ámbito familiar, los responsables de la Aepap subrayan que todavía queda mucho por avanzar.

En este sentido han destacado la aprobación, el pasado 12 de septiembre de 2017, de una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados que pretende impulsar una 'Ley Orgánica para erradicar la violencia contra la infancia'.

La asociación ha querido dar la bienvenida a esta propuesta legislativa que persigue erradicar la violencia contra los niños y las niñas de nuestro país y que ha contado con un amplio respaldo por parte de todos los partidos políticos.