El hospital valenciano empleó por primera vez con éxito la técnica del filtrado plasmático con adsorción inmunológica

Hito mundial de La Fe al trasplantar pulmones incompatibles a un bebé
Gabriel Sales, jefe del servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital La Fe.


03 jun 2022. 10.40H
SE LEE EN 3 minutos
La medicina española ha vuelto a demostrar su capacidad de ser pionera a nivel mundial al realizar el primer trasplante bipulmonar a un bebé con incompatibilidad de grupo sanguíneo. Un hito que ha alcanzado el equipo liderado por Gabriel Sales, jefe del servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital La Fe.

Se trata de la primera intervención de estas características que se realiza en el mundo y la clave para llevarla a cabo con éxito radica en la técnica de filtrado plasmático con adsorción inmunológica. Se trata de un procedimiento que permite acortar el tiempo de espera de un órgano compatible porque permite utilizar pulmones incompatibles y hacer posible el trasplante. De esta manera se ha logrado evitar el rechazo de los pulmones del donante.

La intervención se realizó el pasado enero, pero el bebé es ahora cuando está a punto de ser trasladado a casa. "Está muy bien y casi lo tenemos para irse a casa", ha explicado Gabriel Sales en declaraciones a la Agencia Efe. Cuando el paciente llegó al Hospital de la Fe tenía un virus respiratorio que deterioró su enfermedad de base, una hipertensión pulmonar, y fue ingresado en la UCI con un fallo respiratorio que no se pudo recuperar. En ese sentido, el especialista ha explicado que la recuperación del bebé, que ingresó con apenas tres kilos de peso, ha sido “todo un reto por todos lados” y ha supuesto un “largo” proceso debido al problema añadido que presentaba el paciente.

¿Cómo diseñaron la estrategia de intervención?


Tras detectar el fallo pulmonar global con una hipertensión pulmonar que deterioraba el corazón y que además imposibilitaba la ventilación, los especialistas decidieron sedar al bebé y administrarle una asistencia circulatoria extracorpórea artificial para mantenerlo con vida mientras se pensaba en una estrategia.

Finalmente, el equipo de Sales consideró que la única solución era un trasplante. Para llevarlo a cabo se analizó su tipaje, tipo de sangre y respuesta de sus tejidos ante algo extraño. Unas acciones que tenían como fin encontrar un órgano compatible, algo que no lograron hasta después de un mes. Aunque el que órgano que encontraron no pertenecía al mismo grupo sanguíneo. “Lo tuvimos muy claro porque es un tiempo vital y cada día el paciente puede presentar una complicación", asegura Sales.

¿Por qué se apostó por el filtrado plasmático?


Para que evitar mayores demoras y que este órgano fuese aceptado por el cuerpo del bebé, los especialistas apostaron por la técnica de filtrado plasmático con adsorción inmunológica. “Podemos acortar este tiempo de espera con el procedimiento que hemos utilizado, dado que nos permite utilizar pulmones incompatibles y hacer posible el trasplante”, explica el coordinador del trasplante.

Según detalla Sales, este filtrado se llevó a cabo por el equipo de trasplante pulmonar y cardíaco, anestesistas y un equipo de perfusionistas formados para poder realizar esta técnica. Algo que para el especialista se ha podido llevar a cabo gracias a que La Fe cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos con “una larga experiencia y trayectoria en el manejo de asistencia cardiorrespiratoria para mantener al niño hasta la posibilidad de tener un donante”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.