18 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:40
Especialidades > Pediatría

En España, el 95% de los bebés prematuros con más de 28 semanas sobrevive

El 65 por ciento de los que nacen antes de la semana 28 también sobrevive

En España, el 95% de los bebés prematuros con más de 28 semanas sobrevive
Redacción
Lunes, 27 de noviembre de 2017, a las 18:10
España ha conseguido una cifra de supervivencia récord en bebés prematuros nacidos después de la semana 28 de gestación: 95 por ciento. Estos datos sitúan a España en la élite mundial del campo de la Neonatología, en mejor posición incluso que los Estados Unidos, tal como ha señalado Máximo Vento, presidente de la Sociedad Española de Neonatología (Seneo).

Según el presidente de Seneo, las Unidades de Neonatología de los hospitales españoles están "muy bien dotadas y salvo "los bebés que tienen una enfermedad congénita grave, una malformación cerebral o cardiaca, los problemas se solucionan con gran eficiencia".

De hecho, según los datos de los prematuros extremos, aquellos que nacen antes de las 28 semanas, sobreviven en un 65 por ciento. Además, en palabras de Vento, "podrán escolarizarse y llevar una vida sana".

Los especialistas atribuyen este éxito en el excelente control durante el embarazo que se realiza en el Sistema Nacional de Salud (SNS), que permite detectar cualquier problema precozmente y remitirlo a los grandes hospitales.

Claves para seguir mejorando

Aun así, el presidente de Seneo insiste en la necesidad de que en España se establezca un gran acuerdo a nivel nacional para concentrar los esfuerzos por áreas de población y no por comunidades autónomas, ya que actualmente algunas de ellas no cuentan con sistemas específicos de transporte neonatal.

Además, Vento ha incidido en la importancia de que se reconozca la subespecialidad de Neonatología, ya que hasta un 10 por ciento de los recién nacidos van a precisar cuidados especializados de neonatólogos.

"Las técnicas que hay que dominar, los conocimientos y experiencia que hay que tener, solo se adquieren formándose en las grandes unidades de Neonatología. No queremos que el pediatra no atienda recién nacidos, sino que cuando haya patología muy compleja se encargue una persona debidamente formada para dar garantías de que se van a hacer bien las cosas", ha sentenciado al respecto.