ERC y Bildu proponen reducir a 35 los años de cotización para poder acceder a la prestación completa

Socios del Gobierno pactan prejubilar médicos con 63 años y pensión máxima
Mertxe Aizpurua y Gabriel Rufián


10 nov 2021. 18.00H
SE LEE EN 4 minutos
El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya ha comenzado a dibujar el que será el futuro de miles de pensionistas en España. Los partidos, no obstante, tienen mucho que decir al respecto, tal y como demuestran las enmiendas presentadas al Proyecto de Ley de garantía del poder adquisitivo que en estos momentos se encuentra en trámite parlamentario. 

Esquerra Republicana y el grupo formado por Euskal Herria y Bildu han decidido ir de la mano esta vez al presentar 28 enmiendas conjuntas ante la mesa de la Comisión. Entre ellas destaca una con especial relevancia para el ámbito sanitario como es la reducción de la edad límite para jubilarse en función de los años cotizados. Hasta ahora la normativa actual para acceder al régimen general de jubilación ordinaria exigía haber cumplido 67 años de edad o tener 65 años cuando se acreditarán 38 años y seis meses de cotización. 

Las formaciones, que con sus abstenciones dieron vía libre a la formación del Gobierno actual,  proponen reducir el límite en dos años, es decir, a los 65 años de edad y abrir la posibilidad de hacerlo a los 63 con un tope exigido menor de 35 años de cotización, al entender que se penaliza más "a aquellos que no pueden prolongar su vida laboral". Un umbral que da mayor margen a las carreras de Medicina, las cuales, debido al al acceso más tardío al mercado laboral no suelen alcanzar los 40 años de cotización

Defienden asimismo que el alargamiento de la vida laboral sea "voluntario" y se compatibilice con medidas que estimulen la permanencia de los trabajadores más allá de la edad ordinaria, ya que "existe una gran parte de la población que no está en condiciones de trabajar más años". 

Jubilación anticipada por condiciones físicas "inadecuadas" 


En cuanto a la jubilación anticipada, ambas formaciones piden que también se pueda solicitar cuando las condiciones físicas y psíquicas del empleado sean "inadecuadas" al cumplir cierta edad. Un punto en el que coincide el colectivo, que solo concibe extender la edad de jubilación más allá del límite en ciertos ámbitos con menor presión asistencial. 

Entienden que, lejos de "presionar" a alguien para que continúe trabajando más allá de la edad de jubilación estipulada, este tipo de penalizaciones deben, exclusivamente, evitar que el equilibrio del sistema de pensiones se vea perjudicado por retiros adelantados. Es decir, "que los trabajadores compensen con un ligero descenso de su prestación las cotizaciones que han dejado de ingresar por anticipar el momento de la jubilación y solo "durante el tiempo estrictamente necesario". 

Por ello, ven conveniente que en el momento en el que se haya compensado la cantidad que no se llegó a aportar al sistema respecto a la edad ordinaria de jubilación, deje de aplicarse la penalización.

En el caso de aquellos trabajadores que hayan cotizado más de 40 años y que cuenten con 65 años o más, algo que en el primero de los casos resulta inusual entre la profesión médica, proponen que se elimine dicho coeficiente reductor una vez se cumpla la edad estipulada. 

Para aquellos que obtuvieron una prejubilación "involuntaria" cuatro años antes de alcanzar la edad estipulada y hayan cotizado al menos 38 años y medio desde 2022, se propone un complemento. Según la enmienda presentada, este deberá calcularse restando la pensión inicial, a la cuantía resultante una vez aplicados los coeficientes reductores de la nueva norma. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.