El PSOE presenta una PNL para que su labor docente y voluntaria tenga un "reflejo cuantificable"

Las horas como tutor MIR, al Congreso para que sumen carrera profesional
Ana Prieto.


20 ene 2022. 16.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Grupo Parlamentario Socialista dotaba de alas parlamentarias a una de las propuestas más repetidas dentro del colectivo de la Formación Sanitaria Especializada: otorgar un mayor reconocimiento a la figura del tutor MIR. 

Su idea es materializar este deseo a través de un diploma que acredite la Formación Continuada del tutor de FSE, tal y como hace constar en su Proposición no de Ley presentada en el Congreso de los Diputados para su debate en la Comisión de Sanidad y Consumo. Es decir, que se reconozca su esfuerzo al dedicar parte de su tiempo a la formación de otros residentes.

"La tutoría MIR es una labor poco conocida, a pesar de ser una figura clave en la formación de los profesionales del futuro, ya que es el nexo de unión entre el aprendizaje del MIR y su práctica clínica", argumenta la formación. Por ello creen necesario reconocer tan "importante" labor docente "loable, voluntaria", al compatibilizar docencia y asistencia dentro de su horario laboral y extralaboral. Estas horas dedicadas a la preparación deben tener, en su opinón, "un reflejo cuantificable en el desarrollo de su carrera profesional". 

Cada MIR tiene designado un responsable de su formación, el cual, de acuerdo con el Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, debe ser un profesional especialista en servicio activo acreditado como tal. Su misión, explica la normativa, es planificar y colaborar activamente en el aprendizaje de los conocimientos, habilidades y actitudes del residente a fin de garantizar el cumplimento del programa formativo de la especialidad de que se trate. 

En esta misma línea, el artículo 20 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, establece que los residentes deberán desarrollar, de forma programada y tutelada, las actividades previstas en el programa, asumiendo de forma progresiva, según avancen en su formación, las actividades y responsabilidad propia del ejercicio autónomo de la especialidad. 

¿Qué medidas ha tomado cada CCAA? 


La iniciativa socialista llega en un momento de escasez de tutores MIR ante el aumento de las jubilaciones. La primera comunidad en tomar cartas en el asunto el pasado mes de octubre fue Galicia con el desarrollo de una nueva norma que obligue a los facultativos a acreditarse como tutores de los médicos residentes en el plazo máximo de un año desde que asuma el cargo y ejerza como tal. De no hacerlo, perdería su destino final. 

País Vasco también trabaja en la misma línea que los diputados socialistas con la convocatoria de un nuevo procedimiento de acreditación y re-acreditación de tutoras y tutores de Formación Sanitaria Especializada (2022). La finalidad de este proceso, puesto en marcha hace una semana es garantizar la idoneidad y el mantenimiento de las competencias de las y los tutores.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.