Los partidos del Gobierno de coalición tienen atascadas la Ley de Equidad y la de Salud Mental

Patxi López y Pablo Echenique, responsables de las negociaciones parlamentarias de PSOE y Podemos
Patxi López y Pablo Echenique.


25 ene 2023. 14.40H
SE LEE EN 3 minutos
Los partidos que integran el Gobierno no tiran todavía la toalla en las negociaciones para sacar adelante las leyes sanitarias que ya han trasladado al Congreso de los Diputados pero que siguen atascadas por la falta de acuerdos en el seno de la coalición. Con menos de un año de legislatura por delante, los dos socios mantienen todavía vivas las opciones de que puedan prosperar la Ley de Equidad y la de Salud Mental para las que previsiblemente necesitarán apoyo mutuo.

El PSOE espera que las negociaciones se reanuden a partir del mes de febrero cuando el calendario parlamentario de sesiones recuperará su ritmo habitual después del parón invernal. Su objetivo pasa por dar un acelerón a las dos normas. “Seguimos trabajando para que ambas leyes puedan salir adelante”, han apostillado fuentes del grupo parlamentario a Redacción Médica. Mientras que desde Unidas Podemos reconocen que los trámites parlamentarios están “parados”, pero mantienen su intención de convencer a sus socios de Gobierno en aquellos puntos que han colocado como prioritarios.


El bloqueo de la Ley de Equidad


La Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS) sigue bloqueada en el Congreso a pesar de que el Consejo de Ministros aprobó hace seis meses el anteproyecto. La medida avalada por Carolina Darias recibió desde los primeros compases muchas críticas por parte de la formación morada que teme que facilite la “privatización” de la sanidad, debido al nuevo modelo de conciertos sanitarios.

Unidas Podemos ha presentado sus propuestas particulares para limitar los conciertos a un año de duración o para vetar las contrataciones en empresas que contraten a personal de la administración pública. Pero de momento no ha recibido respuesta. “La prueba es que la sanidad privada no se ha opuesto al proyecto de ley y que el Partido Popular se abstuvo en la votación del pleno para iniciar el trámite legislativo”, han subrayado a este periódico.

A pesar de sus críticas, el socio minoritario del Gobierno no da por cerrada todas las opciones y confía en que la fase de enmiendas parlamentarias permita “recapacitar” al Partido Socialista y abrirse a la negociación.


Un año de la Ley de Salud Mental


En una situación parecida se encuentra la Ley de Salud Mental que Unidas Podemos presentó en el Congreso de los Diputados hace más de un año, pero que se ha enredado en las prórrogas de las enmiendas de los grupos desde entonces. Entre las grandes novedades, la norma fija una ratio mínima de 18 psiquiatras, 18 psicólogos clínicos y 23 enfermeros especialistas en este campo por cada 100.000 habitantes en un plazo máximo de cuatro años. Así como la incorporación de programas de formación para el personal sanitario en materias como la prevención del suicidio.

Los morados culpan directamente a su socio de Gobierno de posponer la ley en la Mesa del Congreso de los Diputados durante todo este tiempo. "El Ministerio de Sanidad de Carolina Darias no ha hecho prácticamente nada para reforzar un maltrecho sistema público de salud mental. No entendemos por qué el PSOE sigue bloqueando nuestra ley de salud mental que obligaría a aumentar las ratios de profesionales hasta situarlos en parámetros europeos”, han lamentado.

A pesar de estas críticas, el PSOE se ha mostrado abierto a que esta ley también salga adelante antes de que termine la legislatura. Mientras que en los últimos meses han ido atribuyendo las demoras a la necesidad de articular un amplio debate sobre la salud mental en España.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.