Nueva Canarias pide al Gobierno diálogo con los sindicatos para el "reconocimiento académico" de estos profesionales

El Congreso debatirá un nuevo grado de Imagen Médica y Radioterapia
Ana Oramas, diputada de Nueva Canaria.


21 sep 2021. 10.45H
SE LEE EN 3 minutos
La Comisión de Sanidad del Congreso abordará la posibilidad de dar luz verde a un Grado en Imagen Médica y Radioterapia. Lo hará a instancias de Nueva Canaria, que ha registrado en la Cámara Baja una proposición no de ley mediante la que pretende instar al Gobierno a impulsar un diálogo con sindicatos y asociaciones de técnicos superiores en esta rama “con el fin de atender las demandas y el reconocimiento académico de estos profesionales”.

En su propuesta, la coalición canaria, que está integrada en el Grupo Mixto, expone que en España existen cerca de 15.000 técnicos superiores en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear y en Radioterapia y Dosimetría, si bien considera que “la formación de esta profesión se encuentra muy alejada de la de sus homólogos de los Estados miembros de la Unión Europea”.

“La normativa vigente en materia educativa que afecta a los Técnicos Superiores en Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear, y de Radioterapia los sitúa actualmente en el ámbito de la formación profesional de grado superior, siendo regulada esta figura por diversos Reales Decretos del año 2014, que establecen la titulación de las diferentes especialidades, y por Órdenes del año 2015, que establecen el currículum de los ciclos formativos correspondientes”, destaca.

Incide, en este sentido, en que esta situación “perjudica la libre circulación” de estos técnicos superiores, que “desean ver reconocida su titulación a ejercer en otro país europeo”, y además “promueve determinados comportamientos que no benefician a nadie”, como por ejemplo la matriculación de españoles en escuelas de formación extranjeras con el fin de lograr la homologación de sus títulos”.

Prevención de resistencia a antibióticos


Paralelamente, el grupo socialista ha registrado otra proposición no de ley destinada a la prevención y control de la resistencia a los antibióticos, un problema que, según recuerda el PSOE, “constituye una gran amenaza para la salud pública global” y causa en torno a 33.000 muertes cada año en Europa.

“La resistencia a los antibióticos debilita la capacidad de los sistemas sanitarios para tratar las enfermedades infecciosas comunes. De esta manera, se corre el riesgo de perder muchos de los avances médicos logrados durante el siglo pasado”, añaden los socialistas, que inciden en que durante la pandemia del Covid-19 se incrementó un 40 por ciento el consumo de antibióticos en hospitales “debido a la incertidumbre diagnóstica y el tratamiento de pacientes con coinfección o sobreinfección bacteriana”.

Por ello, piden la aprobación de la normativa por la que se creará la Red Nacionald e Vigilancia en Salud Pública, “que incluirá las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y las resistencias a los antimicrobianos como problemas de salud dentro del Sistema de Vigilancia de las Enfermedades Transmisibles”, así como el impulso de medidas contenidas en el Plan Nacional de Resistencia a los antibióticos (PRAN). Entre ellas, la monitorización del consumo de estos medicamentos y su mejora mediante la generalización de los Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) en hospitales, atención primaria y centros sociosanitarios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.