La reforma se completará con el debate y la votación en el pleno del próximo 23 de junio

El Congreso apoya la creación de la carrera investigadora estable en el SNS
Congreso de los Diputados.


09 jun 2022. 17.50H
SE LEE EN 4 minutos
La Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades del Congreso ha aprobado por 20 votos a favor y 16 abstenciones al proyecto de Ley por el que se modifica la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Durante la sesión, se han incorporado algunas de las 400 enmiendas parciales presentadas al texto, entre ellas, la propuesta al artículo 85 presentada por la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios (ANIH).

La Comisión ha dicho 'sí' a una amplia reforma que incluye mejoras para la creación de una carrera investigadora más estable y atractiva en el Sistema Nacional de Salud (SNS), aunque no ha contado con el respaldo de la bancada socialista. Aún así, la tramitación de la reforma continúa su curso y se completará con el debate y la votación en el pleno del Congreso del próximo 23 de junio.

Esta reforma, la del artículo 85 de la Ley 14/2007 de Investigación Biomédica, que es el que regula las actividades investigadoras en los centros del SNS, establece cómo realizar la integración del personal investigador tanto en las plantillas propias de los hospitales como en plantillas externas, como pueden ser las de fundaciones e institutos, bajo "condiciones reguladas", según explica Antonio Martínez, investigador del SNS, a Redacción Médica.

Este paso supone un antes y un después para el colectivo dado que la investigación que se realiza en los hospitales españoles, puesta aún más de relieve durante la pandemia, no está asociada a una carrera investigadora, “llegando al punto de no existir el puesto de investigador en el SNS”.

Sin embargo, advierte Martínez, ahora son las CCAA las que tienen que llevar lo acordado a la práctica. “Nuestra peculiaridad es que dependemos de las CCAA, que son las que tienen que desarrollar la Ley en sus sistemas de salud”, señala, puntualizando que la redacción de la nueva Ley de Ciencia “obliga” a la contratación digna del personal investigador del SNS.

En este proceso de tramitación, los profesionales que conforman la ANIH han destacado que la situación actual genera "una enorme precariedad, diferencias salariales arbitrarias y condiciones laborales pésimas, sin una carrera profesional establecida".

Además, han asegurado que, fruto de la desmotivación generalizada a todos los niveles entre estos profesionales, se produce la temida “fuga de cerebros”. "Así no es posible atraer y retener talento en el SNS", añadían, reivindicando la regularización de la investigación hospitalaria en España.

Modificación de la Ley de la Ciencia


Esta propuesta de enmienda, que ha sido recogida y presentada por múltiples grupos parlamentarios de todas las ideologías, mandata la creación de categorías estatutarias específicas para la contratación de personal investigador, tanto con Formación Sanitaria Especializada como procedentes de la formación investigadora específica, con con un sistema de acceso similar al del personal investigador de los OPIs como el CSIC o el ISCIII.

Además, en el caso de que la subcontratación de investigadores, deben aplicarse categorías equivalentes a las estatutarias (SNS) sin reducir las condiciones retributivas, ya que, según subrayan, estas fundaciones actúan como subcontratas de los centros hospitalarios manteniendo al personal en condiciones precarias.

Por otro lado, se incide en la carrera profesional de todo el personal de investigación laboral, incluido el personal técnico y de gestión, estableciendo un plazo de dos años para negociarla; y valora la actividad investigadora desarrollada en centros del SNS en los procesos de acceso a puestos estatutarios del SNS. Asimismo, propone la aprobación de un Estatuto del personal de investigación en el SNS en el ámbito competencial correspondiente.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.