Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Sociosanitario > Pacientes

La AECC dona 300.000 euros para investigar tumores poco frecuentes

Es una nueva ayuda incluida dentro del Plan Estratégico de la Fundación Científica de la asociación

Ignacio Muñoz Pidal, presidente de la AECC.
La AECC dona 300.000 euros para investigar tumores poco frecuentes
Redacción
Jueves, 24 de noviembre de 2016, a las 16:00
La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) quiere promover la investigación en los tumores poco frecuentes, y para ello ofrece una nueva ayuda incluida dentro del nuevo Plan Estratégico de la Fundación Científica. Se trata de una ayuda dotada con 300.000 euros a tres años, y se mantendrá constante en tiempo con el fin de estabilizar la labor investigadora.

Los tumores poco frecuentes son aquellos que aparecen en 6 de cada 100.000 personas existiendo en torno a 200 tipos distintos dentro de la clasificación de enfermedad oncológica. En España se diagnostican cada año más de 40.000 nuevos casos lo que supone 1 de cada 5 diagnósticos en cáncer.

En la Unión Europea se diagnostican tumores raros a más de 500.000 personas cada año, y se estima que hay 4,3 millones de afectados. En total representan el 22 por ciento de todos los tumores y el 24 por ciento de todos los pacientes oncológicos.

Supervivencia y problemas añadidos

En cuanto a supervivencia, los índices en tumores poco frecuentes es de apenas un 47 por ciento frente al 65 por ciento de los cánceres comunes. Los cánceres raros representan en conjunto una de las mayores causas de muertes relacionadas con el cáncer en España.

Los tumores poco frecuentes, además, conllevan una serie de problemas añadidos como el retraso en el diagnóstico, la poca información que se tiene sobre ellos o la dificultad de encontrar a otras personas que hayan pasado por la misma enfermedad.

En este sentido, la AECC financia proyectos para entender cómo se generan los tumores, perfeccionar el diagnóstico temprano y preciso de los mismos y diseñar estrategias terapéuticas más eficaces y menos invasivas. Con estas premisas, las líneas de investigación financiadas cubren todas las fases del cáncer, desde la prevención hasta la metástasis.

Los tumores poco frecuentes tienen menor supervivencia que los cánceres comunes y conllevan problemas añadidos



Nuevo Plan Estratégico

Por otro lado, la Fundación Científica de la AECC ha puesto en marcha un nuevo Plan Estratégico que se desarrollará hasta 2020, en el que se contempla, además de esta nueva línea de investigación en tumores poco frecuentes, otra que pretende impulsar las ideas innovadoras que, en caso de tener éxito, podrán concretarse en proyectos. Son las “Ideas semilla” cuyo objetivo es incentivar la creatividad de los investigadores para que desarrollen al máximo todo su talento. 

Este nuevo Plan Estratégico tiene como objetivo seguir liderando la investigación en cáncer en España para disminuir el impacto de la enfermedad e incrementar la supervivencia desde un 60 por ciento actual hasta un 75 por ciento en los próximos 20 años.

Desde la AECC defienden que invertir en investigación es invertir en vida, por lo que la asociación pretende alcanzar los 20 millones de euros anuales para investigar el cáncer desde 2020 e involucrar a toda la sociedad en la consecución de este objetivo.

Las líneas estratégicas que se han planteado para alcanzar estos objetivos van desde promover el talento y estabilizar la carrera profesional de los investigadores, hasta fomentar la investigación en el entorno clínico; promover la participación de investigadores españoles en consorcios internacionales; consolidar la investigación colaborativa en España o impulsar la investigación en cánceres poco frecuentes.

Proyectos y personas

A partir de la puesta en marcha de este nuevo plan estratégico, las ayudas a la investigación de la AECC tendrán dos campos esenciales: ayudas a proyectos y ayudas a personas. Dentro de los primeros, se podrán financiar desde esas ideas semilla, base de futuros proyectos innovadores, ayudas a grupos emergentes para consolidar sus líneas de investigación, proyectos de globalización que favorecerán la participación de los investigadores nacionales en consorcios internacionales, cáncer infantil y poco frecuentes; y grandes proyectos a través de las ayudas de grupos coordinados traslacionales y clínicos.

En cuanto a las ayudas a personas, el objetivo es garantizar  el flujo de investigadores desde la universidad hasta su estabilización como jefes de grupo. Para ello se destinarán ayudas económicas para prácticas en laboratorio, promoviendo la actividad investigadora entre los estudiantes; a investigadores pre y postdoctorales, así como ayudas a reconocidos investigadores que desarrollan su actividad en centros de investigación y en hospitales para impulsar la investigación clínica más cercana al paciente.