Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Sociosanitario > Pacientes

España, penúltima de Europa en número de diabéticos con bomba de insulina

FEDE inicia la campaña 'La diabetes no descansa, tú sí' para concienciar sobre el uso de esta tecnología en DM1

Andoni Lorenzo Garmendia, presidente de FEDE.
España, penúltima de Europa en número de diabéticos con bomba de insulina
Redacción
Lunes, 18 de abril de 2016, a las 16:10
Según los últimos datos del Grupo de Tecnología en Diabetes Fenin, con apenas un 4 por ciento nuestro país ocupa el penúltimo puesto en el uso de las bombas de insulina como tratamiento de la diabetes, muy por debajo de la media europea situada en un 15 por cien. Por este motivo la Federación Española de Diabetes (FEDE) ha iniciado la campaña ‘La diabetes no descansa, tú sí’ con el objetivo de sensibilizar sobre el aumento de penetración de las bombas de insulina y la financiación de la monitorización continua de la glucosa para mejorar la calidad de vida del paciente con Diabetes Mellitus tipo 1 (DM1).

El sistema integrado para el tratamiento de la diabetes mejora el control de las complicaciones derivadas de la patología, como la hipoglucemia. En España cada año se diagnostican 1.235 nuevos casos de DM1 en menores de 15 años. El 76 por ciento de estos pacientes no consigue alcanzar un objetivo de control glucémico adecuado, a pesar de que el buen control ha demostrado reducir las complicaciones de la diabetes y, por tanto, los costes indirectos que genera, los de mayor gasto.

La tecnología se ha convertido en una herramienta imprescindible en la atención de calidad del paciente con diabetes, ya que facilita un buen control metabólico y previene las complicaciones. Como explica Andoni Lorenzo, presidente de la FEDE, “la aparición en los últimos años de innovadoras tecnologías en el tratamiento de las personas con DM1, tales como el sistema integrado de infusión subcutánea continua de insulina con la monitorización continua de glucosa y la evidencia científica de su eficacia en la mejora del control metabólico, calidad de vida y clara disminución de complicaciones agudas de alto coste sanitario como las hipoglucemias, es lo que ha llevado a FEDE a movilizarse y defender los derechos de los pacientes con diabetes tipo 1”.

En las personas con DM1 se considera adecuado evaluar los niveles de glucemia en diferentes momentos a lo largo del día: antes y después de las comidas; antes, durante y después del ejercicio, y ocasionalmente durante la noche. Para el control de la DM1 y la consecuente reducción de sus complicaciones, desde hace más de 50 años se han intentado desarrollar sistemas que permitan una monitorización continua de la glucosa en líquido intersticial. Un ejemplo de ello es la bomba de insulina, que actualmente cuenta con un sistema de monitorización integrado capaz de evitar la hipoglucemia en el 83,1 por cien de los casos y avisar al paciente mediante un sistema de alarma.