16 ene 2019 | Actualizado: 11:25

Un estudio desafía el modelo tradicional de entender cómo obedecemos

Los investigadores utilizaron la realidad virtual para marcar las pautas de los participantes

Un paciente en una consulta psicológica.
Un estudio desafía el modelo tradicional de entender cómo obedecemos
mié 09 enero 2019. 16.10H
Un nuevo estudio llevado a cabo con realidad virtual ha cambiado le modo de entender la psicología de la obediencia, ya que los sujetos del experimentos siguen obedeciendo las instrucciones de los investigadores aunque otros participantes les estén pidiendo ayuda. El análisis ha contado con la colaboración de psicólogos e informáticos de la Universidad de Saint Andrews (Reino Unido), la Universidad de Barcelona, la Universidad de Queensland (Australia) y el University College de Londres y ha sido publicado en Plos One.

Este experimento, conocido como Milgram muestran cómo la gente sigue las instrucciones de un investigador para producirle descargas eléctricas a un participante cuando este comete algún error en un ejercicio de memoria. Milgram explica que ese comportamiento se produce porque la persona se ha centrado en hacer lo que le han pedido, y no es 

Es un nuevo modo de entender temas que resultarían demasiado complejos desde una investigación ética


consciente de las consecuencias de sus acciones.

El nuevo estudio muestra que el sujeto del experimento es consciente de que los participantes están pidiendo ayuda para evitar recibir las descargas eléctricas, pero que, incluso así, el sujeto continúa obedeciendo las instrucciones porque cree que el objetivo de la investigación es más importante. Es decir, si durante la ejecución de la tarea el participante comete errores, el sujeto le producirá la descarga eléctrica correspondiente al considerar que los beneficios de la investigación son más importantes que el sufrimiento del participante.

Mar González Franco, investigadora, llevó a cabo la investigación en la cueva de realidad virtual, espacio cuyos suelo y paredes proyectan imágenes 3D generadas por ordenador, del University College de Londres. González Franco ha explicado la importancia de este estudio desde una perspectiva informática: "Este trabajo es un ejemplo de cómo la realidad virtual nos ayuda a entender temas complejos e importantes que resultaría demasiado difícil investigar de forma ética".

Mel Slater, investigador de la UB y director del Grupo de Investigación EventLab, ha explicado que "el estudio es parte de un programa más amplio que muestra que, aunque la gente sabe que se encuentra en una simulación de realidad virtual, tiende a comportarse de un modo similar a como lo haría en situaciones parecidas en la realidad". Por lo tanto, "la realidad virtual ofrece grandes oportunidades para la investigación en psicología y ciencias sociales". El programa informático de este proyecto está basado en el que se desarrolló en el Character Project de la Universidad de Barcelona, liderado por el profesor de psicología de la UB David Gallardo.

Megan Birney ha apuntado que: "Durante muchos años, la gente dudaba sobre los argumentos de Milgram, que decían que la gente obedece las peores instrucciones porque no piensan en las consecuencias de sus acciones, pero era difícil contradecirlo con estudios". Por fin, "esta investigación con realidad virtual, que es parte de un proyecto sobre obediencia del Consejo de Investigación Social y Económica (ESRC), nos permite presentar un nuevo argumento para cuestionar el otro".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.